El Municipio procesa ramas y restos de poda en la Costa con una chipeadora

Es una máquina que permite triturar las ramas y troncos de árboles en pequeños trozos para luego ser reutilizados en tareas de paisajismo y compostaje

Chipeadora

 

La secretaria General, María Martín afirmó que “es una herramienta novedosa que viene a dar solución a un problema concreto que teníamos en la Costa, como es la reducción y traslado de la gran producción de material de poda”; además contó que lo que antes se trasladaba al Relleno Sanitario en 8 camiones, ahora se hace en uno solo.

 

Ecoacciones

En el marco de las políticas de gestión de residuos urbanos, el Gobierno de la Ciudad incorporó el año pasado una máquina procesadora de restos de poda para su transformación en materiales reutilizables. Fue a través de un convenio que rubricó intendente José Corral con el ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, Sergio Bergman. Este lunes por la mañana, la secretaria General -María Martín-, acompañada por el secretario de Ambiente y Espacios Públicos -Mariano Cejas-, y el Concejal Carlos Pereira, llegó hasta la intersección de Casuarinas y Madreselvas, en Colastiné Norte, para supervisar el trabajo y procesamiento de las ramas en pequeños chips.

La maquinaria incorporada por el Municipio al trabajo diario de los equipos de Ambiente permite procesar los residuos generados por el mantenimiento y poda del arbolado público de la ciudad, como así también el de los vecinos, en pequeños chips de madera.

La chipeadora puede triturar ramas y troncos de hasta 30 cm de diámetro, permitiendo a partir de este procesamiento acomodar la carga en la caja del camión, aprovechando de esta manera el uso del recurso. Asimismo, reduce el ingreso de miles de toneladas al año de restos de poda al relleno sanitario, reduciendo en casi el 10 % la cantidad de camiones utilizados para el transporte, acelerando los tiempos de trabajo.

María Martín expresó que “la idea es continuar con esto y a partir de la incorporación de tecnología, optimizar las tareas de recolección”. Cabe señalar que esta acción se da en línea con la Estrategia Nacional para la Gestión Integral de los Residuos Sólidos Urbanos (ENGIRSU) y con el trabajo del Observatorio Nacional creado para su seguimiento, que busca promover la información y acciones concretas en materia ambiental y las políticas vinculadas con el desarrollo sustentable.

Junto a los vecinos

Asimismo, María Martín señaló que además de la incorporación de nuevas maquinarias “es muy importante el trabajo conjunto, porque de nada sirve poner estas herramientas si no trabajamos articuladamente con los vecinos”. En ese sentido, detalló que la recolección en la zona de la Costa se realizará los días lunes y martes, “que son los días posteriores al fin de semana, que es cuando comúnmente se hace poda”.
Siempre pedimos que no sea haga la poda de todo el semestre en un día, porque eso implica que el trabajo se dificulte más. La idea es que se vaya haciendo ordenadamente y podamos en conjunto evitar que existan grandes cantidades de ramas, que es lo que nos preocupa”, concluyó la funcionaria.

 Reutilización
Los árboles y plantas generan múltiples beneficios para las ciudades: dan sombra, producen oxígeno, contribuyen a compensar las emisiones de gases de efecto invernadero, ayudan a captar el agua de lluvia, retardando el impacto en desagües y disminuyendo de esta forma el riesgo hídrico, además de embellecer las calles, parques y paseos. Pero a su vez, generan residuos que deben ser gestionados.

La ciudad lleva adelante una intensa campaña de forestación que incluyó la plantación de 10.000 árboles durante los años 2016 y 2017, y prevé la misma cantidad para este 2018, en los ocho distritos de la capital provincial, respetando la coloración y la especie correspondiente a cada zona. Esto, demanda, además, definir estrategias para la gestión de los residuos que los mismos generan, a lo que debe sumarse aquellas situaciones imprevistas, como eventos climáticos que provocan caídas generalizadas de árboles y ramas, generando el inconveniente logístico de la recolección, traslado y disposición final de dichos restos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *