Mantenimiento de tanques y techos

No sólo se debe prevenir el dengue eliminando el agua de los recipientes que utilizamos todos los días. Tampoco debemos olvidarnos de los techos de nuestras casas.
 
Una rápida acción en nuestros domicilios puede ser fundamental para evitar la reproducción del mosquito que transmite el dengue. Por ello es importante:
 
-Despejar las canaletas y recodos de los techos para que fluya el agua de lluvia. 
 
-Rellenar con arena o gravilla los pozos o cavidades que se puedan formar. 
 
-Prestar especial atención a los techos de zinc, donde se tienden a formar charcos.
 
-Mantener los tanques o tachos de agua tapados herméticamente con tapas o telas mosquiteras o plásticos, amarrados con una soga o cintas adhesivas.