Cestos en altura

Una forma de convertirnos en ciudadanos responsables es cumplir con la norma de colocar cestos en altura para los residuos domiciliarios. 

La colocación de cestos en altura para la disposición de residuos domiciliarios en veredas, es un elemento fundamental a los fines de preservar la higiene urbana y prevenir factores que puedan incrementar los riesgos de anegamientos en diversos sectores por la obstrucción de desagües urbanos, en momentos de lluvias intensas. Por ello el Municipio dictó la obligatoriedad promoviendo un diseño de materiales y modelos que se ajustan a estas necesidades.

Según lo establecido por el Reglamento de Edificaciones y la Ordenanza Nº 11.865, en el frente de todo edificio destinado a vivienda o cualquier otro uso que genere residuos de tipo domiciliario, deberá disponerse recintos y/o depósitos para alojar transitoriamente los mismos en bolsas. Dichos espacios, deberán tener acceso directo desde la vía pública para el servicio municipal de recolección de residuos. La implementación de esta normativa se está llevando a cabo de forma gradual, contando con diferentes plazos de instalación para cada barrio de la ciudad.

Su diseño y ubicación deberá asegurar la adecuada contención de las bolsas para evitar su dispersión sobre veredas o calzadas, e impedir que los residuos allí depositados sean alcanzados por animales que deambulen por la vía pública.

Instalación

Los cestos en altura no deben afectar el tránsito peatonal, no pueden invadir la franja de circulación y deben tener una distancia de al menos 60 cm del cordón de la vereda. Por ello no podrá instalarse en aceras cuyo ancho sea inferior a los 1,40 metros.

Los cestos pueden adquirirse en los comercios habituales del rubro, o bien a través del Centro de Emprendedores del Gobierno de la Ciudad, ubicado en calle Pedro Vittori 4212, donde también se puede realizar la consulta telefónica al número 4574150. Puede consultarse el listado de emprendedores que fabrican los cestos en altura. 

Características

La dimensión de los depósitos estará en relación a la producción de residuos de las unidades a las que estos sirvan, pudiendo su base o sección horizontal ser circular, oval o poligonal (de por lo menos cuatro lados), siempre que permita inscribir una circunferencia de 0,30 metros de diámetro mínimo. La profundidad mínima del recipiente contenedor será de 0,30 metros.
Su diseño debe contar con la aprobación de la Dirección de Edificaciones Privadas, debiéndose incluir en el plano municipal que acompaña cada expediente de solicitud de permiso de construcción el correspondiente detalle del depósito. Su correcta ejecución será condición para el otorgamiento del certificado final de obra.
En el caso que la vivienda contara con final de obra anterior a la sanción de la Ordenanza Nº 10.762 (agosto de 2001) y sus propietarios quisieran instalar el cesto de altura podrán solicitar de Edificaciones Privadas el asesoramiento para su más conveniente emplazamiento.

Cestos en la vía pública

En distintos puntos de la Ciudad se encuentran estos cestos de residuos para arrojar los desechos que se generan en la vía pública. 

Estos cestos fueron donados por las prestadoras de los servicios de recolección en el marco del programa Responsabilidad Social Empresaria. Son recipientes con un sistema antivandalismo, que no requieren la colocación de bolsas. Fueron ubicados en espacios verdes, en la vía pública e instituciones.

Contacto:

Línea de Atención Ciudadana: 0800 777 5000
Buzón de informes
Redes Sociales: FacebookTwitter


Normativa Relacionada

Reglamento de Edificaciones. Ordenanza Nº 7.279, Capítulo 6 “Disposiciones varias”; inciso 6.8 “Depósito transitorio de residuos”. Incorporado por art. 1° de la Ordenanza N° 10.762. 

Acceder al buscador de normativas