Veredas

El Reglamento de Edificaciones Privadas establece que el cuidado de las veredas es responsabilidad de sus dueños, por lo cual siempre que se encuentren rotas o generen riesgos para los peatones, es el mismo propietario el encargado de resolver el inconveniente.

Las faltas más comunes

Mantener la higiene de la vereda es fundamental, pero también es importante respetar los horarios dispuestos a tal fin: martes de 00.00 a 18 y los sábados de 8 a 18. No se puede hacer uso excesivo de jabón o detergente para el aseo, dado que se torna peligroso para los transeúntes. 

Por otra parte, las obras en construcción que puedan generar peligros o incomodidades a los peatones deben contar con un cerco al frente, que permita el paso. Si se requiere ocupar toda la vereda es obligación realizar una plataforma en la calle, con una baranda de defensa pintada y señalizada.

No puede haber materiales o maquinarias de construcción por donde deben circular los peatones. Incluso si se produce polvillo o escombros, el responsable de los trabajos debe ocuparse de la limpieza de la vía pública todas las veces que sea necesario.

 MULTAS

-Por falta de mantenimiento de las aceras: entre $40 y $275
-Por aseo de las veredas fuera de los días y horarios estipulados o por falta de higiene: entre $20 y $160
-Por arrojo de residuos y escombros, depósito de desperdicios, tierras o materiales de construcción: entre $100 y $240

 

Cintas Verdes

Al momento de reparar o construir la vereda se deberá contemplar el espacio dispuesto por ordenanza para la denominada “cinta verde”. El objetivo es lograr que haya una mayor absorción del agua de lluvia y una reducción de las temperaturas del suelo.

Según la Ordenanza Nº 11.610, cuando una vereda supere los dos metros de ancho deberá contener una porción destinada a césped y árboles. 

La disposición de la denominada “cinta verde” fue el resultado de un relevamiento realizado por el Municipio, que demostró que la principal patología es el levantamiento y ondulación de los solados por el crecimiento de los árboles y la pérdida de capacidad del suelo para absorber las aguas de lluvias y reducir temperaturas medias diarias.

La iniciativa deriva de las políticas de mejoramiento de veredas y apunta a optimizar la calidad urbana a través de varios beneficios. Como su nombre lo indica, el eje central del proyecto es dotar a las aceras de una porción mayor de césped que el que presentan en la actualidad, especialmente en la zona del macro-centro. 

El criterio que fundamenta el programa “Cinta Verde”, tiene un fuerte sesgo ambiental y urbano, en tanto que pretende legislar sobre el espacio vereda para que recupere gradualmente porciones del espacio público cubiertas por vegetación.

Pasos a seguir 
Para cumplir con las disposiciones vigentes, al momento de remodelar una vereda se debe presentar una nota a Edificaciones Privadas informando sobre el trabajo que se realizará. De esa manera, personal municipal comunica cuáles son los parámetros que deben tener en cuenta a la hora de concretar la obra. 

Entre algunas de las especificaciones tipificadas, la ordenanza indica que cuando la distancia disponible se encuentre en el rango entre 3 y 4 metros, el ancho de la acera será de del 60% de esta medida y el resto será cinta verde. En el caso de veredas fuera del macrocentro de la ciudad, de baja densidad de circulación, se tomará como ancho de acera a la línea promedio de las aceras preexistentes en la cuadra.

 

Contacto

Línea de Atención Ciudadana: 0800 777 5000
Buzón de informes

Normativa 

-Ordenanza 11.610

-Ordenanza 7.279

Acceder al buscador de normativas

Tramites

 Acceder a Oficina Virtual