Ruidos molestos

Los ruidos molestos pueden afectar a la salud en general, provocando hipertensión arterial, mayor incidencia de accidentes cardiovasculares, alteraciones digestivas, alteraciones hormonales, estrés, entre otros efectos negativos.

Los ruidos permitidos por nuestra legislación son los que están dentro del espectro de los 55 decibeles, entre las 6 y las 22 horas; y de 45 decibeles en el horario de las 22 a las 6.

Control

Los vecinos tienen derecho a vivir en una atmósfera libre de ruidos perjudiciales, por eso el Gobierno de la ciudad creó una brigada especial para controlar emisiones sonoras.

La brigada está conformada por inspectores municipales y agentes policiales, quienes realizan amplias recorridas diurnas y nocturnas y efectúan mediciones con decibelímetro sobre factores generadores de ruidos, a los fines de su cese inmediato. 

Las mediciones se toman desde el domicilio del vecino denunciante, y para aquellos que no cumplan con la normativa se procede a la notificación y multas fijadas por el Tribunal de Faltas Municipal.

DECIBELÍMETRO
El decibelímetro es un instrumento que permite medir el nivel de presión acústica, expresado en decibeles (dB). Está diseñado para responder al sonido casi de la misma forma que el oído humano y proporcionar mediciones objetivas y reproducibles del nivel de presión acústica. En esencia, consta de un micrófono, una sección de procesamiento de señal y una unidad de lectura.  

Contacto:

Línea de Atención Ciudadana: 0800 777 5000
Buzón de informes
 

Normativa relacionada:

-Ordenanza Nº 9.623
-Ordenanza Nº 11.310
-Ordenanza Nº 11.833 
 
Acceder al buscador de normativas
 

Trámites relacionados:

Buzón de Consultas, reclamos, denuncias, sugerencias