Información General Miércoles 30 de mayo de 2012 a las 16:00 | 5' 14

La Circunvalación Oeste quedó habilitada al tránsito

El intendente José Corral y el gobernador Antonio Bonfatti inauguraron esta mañana el tercer tramo de la nueva avenida y acceso norte de la ciudad de Santa Fe, entre calle Gorostiaga y la Ruta Provincial N° 70. El mandatario local anunció que el Municipio se encargará de la parquización de la circunvalación; se implementarán más controles en Blas Parera para evitar el ingreso de camiones, y se comenzarán una serie de intervenciones en esa arteria.

La Circunvalación Oeste quedó habilitada al tránsito

Sobre la Circunvalación Oeste, a la altura de Monseñor Rodríguez, el intendente José Corral y el gobernador Antonio Bonfatti dejaron habilitado al tránsito un tramo de 14 kilómetros, entre calle Gorostiaga y la Ruta 70. Se trata de una obra muy espera por todos los santafesinos, que ahora permitirá que Santa Fe tenga sus cuatro ingresos a través de autovía.

La habilitación de hoy permitirá descomprimir gradualmente el tránsito por la avenida Blas Parera, que ahora quedará vedada al tránsito para vehículos de gran porte, a excepción de quienes posean la hoja de ruta especialmente autorizada por el Municipio.

En ese sentido, se recordó que se realizarán operativos de tránsito para garantizar que los camiones utilicen a partir de ahora la Circunvalación Oeste. Los controles se intensificarán esta tarde y permanecerán varios días sobre Blas Parera para evitar que los camiones circulen por allí, con excepción a los que tengan permiso para cargar o descargar en la ciudad.

Del acto participaron también el ministro de Obras Públicas, Julio Schneider; el administrador provincial de Vialidad, Juan José Bertero, y el intendente de Recreo, Mario Formento, entre otras autoridades provinciales, municipales, legisladores y medios de prensa de la región.

 

Una obra muy esperada

 

El primero en dirigirse a los presentes antes del formal corte de cintas, fue el intendente santafesino, José Corral, quien manifestó su alegría y satisfacción por la inauguración de esta obra “tan importante para la ciudad de Santa Fe”.

“Con esto damos un paso muy significativo hacia la Santa Fe que queremos. Ahora la ciudad está mejor conectada con todo su entorno, y esto permite también acercarnos a esa Santa Fe pujante que queremos, porque van a poder ingresar al área industrial, al Mercado de Productores y una conexión con el futuro parque logístico comercial”, detalló el mandatario.

Además consideró que desde ahora “vamos a tener una ciudad más segura” a partir de sacar los camiones de la avenida Blas Parera y también “más preparada”. En ese sentido se refirió a que con esta avenida queda concluido el anillo de contención y defensa ante posibles desbordes del río Salado.

“Nos da también la posibilidad de pensar una ciudad verde, más amigable con el ambiente; por eso hemos definido con Vialidad Provincial que el Municipio se hará cargo de la parquización de todo el corredor vial para que se transforme también en un corredor verde”, agregó el Intendente.

 

Blas Parera, sin camiones

 

En cuanto al tránsito pesado que ya no podrá circular por Blas Parera, el Intendente dijo que permitirá “salvar muchas vidas, porque los índices mayores de accidentes fatales de tránsito se producían en Blas Parera”. En ese sentido, la habilitación de la Circunvalación nos permite recuperar esta arteria, al igual que Peñaloza, como avenidas de tránsito urbano. Vamos a mejorarlas, y por eso estamos en diálogo con los comerciantes del sector”.

Sobre los controles agregó: “Estamos empezando los controles exhaustivos tanto en el ingreso por Blas Parera como en el acceso por Gorostiaga para que los camiones no ingresen a la ciudad. Vamos a sostener estos controles el tiempo que haga falta hasta que los camioneros se acostumbren a que el tránsito pesado no puede ingresar más a la ciudad sino sólo por la Circunvalación, a excepción de aquellos que tengan como destino final algún punto de la ciudad y para eso están las normativas previstas”.

 

Reconocimiento por la labor

 

Por su parte, el gobernador Antonio Bonfatti manifestó que “hoy es un día de gran alegría por poder inaugurar esta tercera etapa de la Circunvalación”; y por eso reconoció la labor de “todos los que han trabajado por esta gran vía: me refiero a los que pensaron en su oportunidad esta obra, a los directores de Vialidad que están aquí presentes”.

En relación a la importancia de la obra inaugurada, el mandatario provincial precisó que “éstas son políticas de estado que definen el futuro de dos ciudades, pero también de un área metropolitana, porque estamos ante una obra enorme que está inscripta en el plan estratégico de las políticas del estado provincial”.

Además, Bonfatti retomó las apreciaciones del Intendente respecto “del significado para la producción, la transitabilidad, como defensa contra las inundaciones, para la integración social de los vecinos y su seguridad”.

Finalmente, el gobernador lanzó una invitación a todas las fuerzas políticas y a la ciudadanía, para “seguir con la proa hacia adelante, porque cuando uno ve una obra como ésta reconoce la importancia de las obras de infraestructura que hacen al despegue de la provincia”.

 

Lo que queda pendiente

 

Este tramo de 14 kilómetros que se habilita (la traza completa mide 22 kilómetros), cuenta con señalización horizontal y vertical autoreflectante, barandas de protección y guardarraíles (esto último en un 90 %). Desde la Dirección Provincial de Vialidad remarcaron que la iniciativa permitirá descomprimir la avenida Blas Parera, uno de los accesos más colapsados de la ciudad capital, por donde transitan alrededor de 12.000 vehículos por día.

Por su parte, el administrador provincial de Vialidad, Juan José Bertero, explicó que la Circunvalación “va a descomprimir en gran parte el ingreso a Santa Fe, que era nuestra preocupación”.

En cuanto a los trabajos que restan para dar por terminada la obra, el funcionario explicó que “nos faltan colocar las barandas en la ruta 70 hasta la 11, y estimo que en las próximas dos semanas vamos a definir la empresa que tomará los trabajos de iluminación”. Por último, Bertero precisó que “estimamos que la obra estará totalmente finalizada para fines de este año”.

 

Lo que se inauguró

 

La ejecución de la nueva avenida de Circunvalación Oeste, que una vez concluida demandará una inversión de 180 millones de pesos, incluyó la construcción de terraplenes, lagos reservorios y estaciones de bombeo para prevenir los desbordes del río Salado. Desde la DPV se indicó que la carpeta de hormigón cuenta con una longitud de 22,5 kilómetros.

Entre calle Gorostiaga y su intersección con la ruta N° 70, posee características de autopista: calzadas de 7,50 metros con un separador central y banquinas de 3,50 metros a cada lado.

A partir de allí se proyectó una transición en planimetría para pasar gradualmente a una sola calzada de doble mano con 7,50 metros de ancho, hasta el final del trayecto en el empalme con la ruta nacional N° 11. En este punto se realizó un empalme canalizado, con calzadas separadas de giros a la derecha, separador central, zona de espera para giro izquierda y ensanche de la calzada de la ruta nacional.

Es importante destacar que el tramo comprendido entre la ruta 70 y la ruta 11 estará inhabilitado al tránsito en general, dado que se están realizando trabajos de señalización y de seguridad.