General Lunes 10 de octubre de 2016 a las 18:29 | 3' 47

Expresiva llevó adelante una nueva incubación de emprendimientos santafesinos

Trece marcas locales finalizaron su proceso dentro de la Incubadora de Empresas de Base Cultural gestionada por la Universidad Nacional del Litoral y el Gobierno de la Ciudad. Tras el acto oficial, se lanzó la quinta convocatoria para emprendedores.

Expresiva llevó adelante una nueva incubación de emprendimientos santafesinos

Trece marcas locales egresaron de Expresiva, la Incubadora de Empresas de Base Cultural gestionada por la Universidad Nacional del Litoral y el Gobierno de la Ciudad. Los emprendimientos finalizaron así con un proceso de formación, capacitación, apoyo técnico y asesoramiento, que tuvo el objetivo de fortalecer cada proyecto en vías a su sustentabilidad. Los egresados fueron Amasando Sueños, que produce objetos de cerámica; Hello Books, un emprendimiento de encuadernación, y Puntada sin hilo, de encuadernación y gráfica aplicada; las productoras Suena Rizoma y La Pala Producciones; Los Martínez / Kosiak y BABA Bags, una marca de marroquinería, zapatos y carteras, y Vuelta de Tuerca, de zapatillas; Maluca, proyecto creativo en torno a mandalas; y las textiles María Rayada, Paracas, Emilia Ingignoli, Telar del Río y Lucía de Frutos.

 

Proyectos que toman forma

 

Tras el egreso, UNL y el Municipio lanzaron a quinta convocatoria, que se extenderá hasta el 25 de noviembre, para los emprendedores que deseen iniciar el proceso dentro de la Incubadora de Emprendimientos Culturales de Santa Fe. Frente a eso, y en referencia a las instancias de capacitación, se expresó Alicia Kosiak, parte del proyecto Los Martínez / Kosiak y BABA bags, que comenzó la incubación en Expresiva en 2013. “Las clases dieron resultado, abarcando desde la oratoria o cómo presentarse ante un cliente o inversor, y siguieron por cómo sacar el costo del producto, todas cosas que realmente nos sirvieron a posteriori. Uno tiene que disponer de una cantidad de horas semanales pero los frutos realmente son buenos: yo diría que sin Expresiva las cosas son dos veces difíciles, porque el emprendimiento no es fácil, y porque no tenés el contenido adecuado”, afirmó Kosiak. “Me sorprendí porque nos dieron un contenido realmente adecuado a nuestras necesidades, el emprendedor necesita cosas tangibles, y necesitamos contenidos bajados a nuestra realidad, para que realmente sean útiles”, argumentó. El proyecto es una empresa de familia que tiene como objetivo conformarse como PyME, describió, que comenzó empresa en el 2006 con carteras de tela, luego comenzó a trabajar en cuero y se incorporaron morrales de hombre, y calzado, que es hoy la principal producción, y más tarde accesorios para bicicleta.

 

Profundización de la identidad

 

“La incubación implica un proceso en el que el proyecto empieza a tomar forma, y madura. Para mí fue una experiencia muy buena porque nos permitió a los emprendimientos analizar exhaustivamente el proyecto en distintas facetas, para que lo hagan viable y sustentable”, explicó Alejandra Asensio, emprendedora con la marca de indumentaria Telar del Río. “Fue un momento de profundización de la identidad, y poder escribir el plan de negocios permite justamente hacernos cargo de lo que proponemos a la comunidad. Todo eso permite fortalecer los proyectos, y en este caso fue un relanzamiento de los productos”, destacó, y detalló luego que “la marca trabajaba hace mucho con los tejidos y la incubación permitió encontrar la particularidad del proyecto. Son prendas tejidas artesanalmente que parten de esta región, la idea es inspirarse en el paisaje y que las tramas comuniquen eso que somos acá”.

Por su parte, Alejandra Sáez se expresó acerca del proceso de incubación de Hello Books, emprendimiento basado en la encuadernación artesanal, “oficio canalizado en la producción de cuadernos”, según contó. “El proceso dentro de la incubadora fue muy importante porque nosotros veníamos llevando a cabo un emprendimiento simplemente por intuición. Nos impulsó para que crezcamos y llevemos adelante muchos más vínculos y redes con los emprendedores, fue muy provechosa la capacitación porque nos hizo dar impulso a lo que hoy es la marca, que consideramos todavía es muy joven”, declaró. Sobre la producción, puntualizó que “no son simplemente cuadernos, son también el soporte de ideas y de obras de arte, porque trabajamos con artistas de la ciudad. Esperamos crecer muchísimo más y perfeccionar nuestras formas de comunicar y ofrecer un mejor producto en la ciudad”.

 

Quinta convocatoria

 

De la nueva convocatoria podrán participar emprendedores de base cultural que cuenten con un proyecto activo en la ciudad de Santa Fe o zona de influencia, dentro de las siguientes áreas: complejo audiovisual (cine, televisión, video, etc.), complejo fonográfico (radio, industria fonográfica, etc.), complejo editorial (industria editorial, publicaciones periódicas, etc.), complejo turístico (gastronomía, circuitos turísticos, eventos, servicios, museografía, centros de interpretación, etc.), diseño (arquitectónico, comunicación visual, gráfico, publicitario, industrial, indumentaria, textil, objetual, escenográfico, informático, multimedia, software, videojuegos, etc.), artes (escénicas, música, visuales, audiovisuales, digital, fotografía, etc.) artesanías y otros.

Los proyectos deberán presentar características que permitan identificar la potencialidad y viabilidad del negocio. El formulario de inscripción podrá completarse on-line y enviarse a través de la red social de Expresiva(www.expresivasantafe.com.ar); o bien, descargando el formulario para enviarlo al correo electrónicoexpresiva@santafeciudad.gov.ar.

Para realizar consultas en forma personal, los interesados pueden acercarse los días lunes de 8 a 13, al espacio de la Incubadora ubicado en Altos de la Estación Belgrano; o comunicarse al teléfono (0342) 4650693, de lunes a viernes, de 8 a 13.