Información General Jueves 03 de enero de 2019 a las 15:00 | 2' 56

Placeros de la ciudad aprendieron técnicas de RCP y primeros auxilios

El Municipio, a través del Cobem, dictó esta primera etapa a la que se sumarán más hombres y mujeres que trabajan en los espacios públicos. La actividad se realizó en el Centro Gallego y contó con 3 estaciones de trabajo simultáneas sobre las metodologías preventivas y las técnicas de RCP, cómo reconocer una emergencia, cómo cohibir una hemorragia y cómo activar el servicio de emergencia, entre otros temas. Vale destacar que el Gobierno de la Ciudad lleva adelante un sistema de Gestión del Espacio Público que, además de mejorar y embellecer los sitios, incorpora la labor de los placeros para el mantenimiento, limpieza y puesta a punto de todas las plazas, paseos y parques.

Placeros de la ciudad aprendieron técnicas de RCP y primeros auxilios

“Placeros de espacios públicos”, se lee en los chalecos amarillos y grises de los más de 50 hombres y mujeres que esta mañana comenzaron a capacitarse. Y quizás, en algún momento de su vida laboral, esos saberes puedan salvar la vida de otra persona. Divididos en tres grandes grupos, personal del Cobem transmitía diversos conocimientos en Respiración Cardiopulmonar (RCP) y primeros auxilios.
En ese marco, Mariano Cejas, secretario de Ambiente y Espacios Público del Gobierno de la Ciudad destacó la buena concurrencia que tuvo esta primera etapa de capacitación: “Hoy se reúnen dos cosas importantes como plantea siempre el intendente José Corral: la educación y los Espacios Públicos, conjugados en esta capacitación a los placeros”. En ese sentido, Cejas remarcó que se trata de “grupos de trabajo que desde principios del año pasado incorporamos en muchas plazas de la Ciudad. Tienen mucha aceptación de los vecinos y justamente charlando con ellos surgió la necesidad de hacer este entrenamiento”.
“Se trata de nociones básicas para controlar situaciones que suceden habitualmente en la vida cotidiana, y si ocurren en lugares alejados a los centros de atención médica es importante contar con una gran cantidad de personas capacitadas en nociones de cómo actuar ante este tipo de situaciones. Por eso hoy reunimos a un grupo de placeros para recibir capacitaciones del Cobem. Hoy hay un grupo de unos 50 hombres y mujeres, y vamos a repetir esta iniciativa con otros grupos que atienden parques, plazas y paseos”, destacó Cejas.

La vuelta del placero
Por otro lado, Cejas informó que desde comienzos del  2018 “José planteó que era el año de los espacios públicos. Desde la secretaría de Ambiente desarrollamos un Sistema de Gestión donde una de las componentes importantes son los placeros, que están de manera periódica o permanente en las plazas realizando tareas de limpieza, mantenimiento y arreglo, pero fundamentalmente tienen una gran vinculación con el vecino y con quienes usan estos espacios”.
En consonancia, el funcionario destacó que a lo largo del año se observa cómo la presencia de los placeros “no sólo hace posible que los espacios públicos estén mejor, sino también hay una mayor ocupación; vemos en muchos lugares de la ciudad cómo la gente además de las actividades habituales comienzan a usarlos para hacer gimnasia o meditación entre otras cosas. Creemos que tiene que ver con este resultado de pensar sistemas de gestiones”.

Enseñar y aprender
Ramón Gamarra, director del Cobem, y Juan Pablo, que trabaja habitualmente en la Plaza Esperanza, expresaron sus opiniones sobre la actividad. En primer lugar, el director del Cobem describió en que consistió la capacitación: “Estuvimos instruyendo pensando en las urgencias que se pueden presentar en los espacios públicos. Hicimos 3 estaciones: en la primera enseñamos técnicas de RCP; en la otra cómo reconocer una emergencia, cómo cohibir una hemorragia y cómo activar el servicio de emergencia. Finalmente, enseñamos cómo desobstruir la vía aérea. Notamos la buena predisposición de todos los placeros y cómo incorporan las técnicas”.
En tanto, Juan Pablo aseguró que “con estos calores siempre hay que ser precavidos y tener en cuenta cómo reaccionar ante una emergencia. Este curso es muy necesario para poder ampliar el conocimiento y poder salvar una vida. Hace un año que trabajo en la plaza y por lo que vi este curso es necesario”.