Ciudadela Norte

En el marco del Presupuesto Participativo, en Ciudadela Norte se decidió el 26 de agosto de 2010 la construcción de cuatro playones deportivos, los cuales estarán ubicados en la intersección de las calles Pasaje Santa Fe y Gorostiaga, Roque Sáenz Peña y Lavaisse, Cava interna de Gaboto y Gorostiaga y J.P. López al 4200. 

Dichas ubicaciones dan solución a problemas o necesidades puntuales, tales como una plaza cuyos juegos son objeto de permanente vandalismo, la revalorización de sectores aledaños al dispensario y del espacio contiguo a una escuela y, también, permitiría transformar una cava que ocasiona inconvenientes de salud a los chicos del lugar.

El 14 de Junio de 2011, se inuguró el tercero de los cuatro playones en el barrio, creando así un nuevo espacio para el deporte, la cultura y el esparcimiento.

La elección

La propuesta de la construcción de cuatro playones deportivos se impuso con 334 votos, mientras que la realización de obras de mejoramiento en la zona obtuvo 170 y la edificación de un Polideportivo Abierto, 31. La Escuela Raymundo Peña, el Solar Rayito de Sol, el Jardín Santa Fe, la Asociación Manos Solidarias y la Vecinal Ciudadela Norte fueron los lugares elegidos para que los vecinos mayores de 18 años puedan sufragar, entre el 24 y 26 de agosto, y así decidir entre los tres proyectos.

Igualmente, los niños de la zona participaron del acto eleccionario en sus establecimientos educativos de un modo no vinculante, con el fin de conocer su opinión acerca del destino de los 500 mil pesos previstos para esta nueva experiencia del Presupuesto Participativo.

Las propuestas

Como se indicó, la construcción de cuatro playones deportivos fue la propuesta elegida por los vecinos de Ciudadela Norte. En tanto, los otros dos proyectos candidatos a ejecutarse en el barrio consistían, por un lado, en el mejoramiento del barrio y, por otro, en la realización de un Polideportivo Abierto. La propuesta del mejoramiento barrial sumaba un conjunto de pequeñas intervenciones con el objetivo de lograr una mejora integral urbanística de la zona. Concretamente, suponía la colocación o reemplazo de señalética de calle, el trabajo sobre el arbolado público y los espacios verdes, el mejoramiento de los ingresos al barrio y la instalación de reguladores de velocidad, entre otras intervenciones.

En cambio, el proyecto de la construcción de un Polideportivo Abierto en la intersección de las calles Lamadrid y J. P. López implicaba la puesta en valor del lugar y, además, incluía cancha de fútbol, playón deportivo, cancha de básquet y objetos de esparcimiento para jóvenes de distintas edades, con el compromiso de que esto no interfiera con la futura construcción de un establecimiento educativo vinculado a la Escuela Nº 326 Patriarca de la Federación. Los tres proyectos, antes de ser sometidos a votación, fueron concensuados por los vecinos tras numerosas charlas y encuentros, los cuales contaron con la presencia de funcionarios municipales.