fbpx
Abrió sus puertas el Museo del Teatro Municipal

Abrió sus puertas el Museo del Teatro Municipal

290 Vistas

Emplazado en la Sala Franze, alberga la muestra “Golpe a la Emoción”, que reúne valiosos mobiliarios, objetos y documentos en papel que forman parte de la historia del Teatro 1º de Mayo.

Un viaje en el tiempo. Un paseo por la Historia. Un golpe a la emoción. Quizá alguna de esas frases sirva para resumir lo que sintieron el sábado al mediodía quienes asistieron al acto de inauguración del Museo del Teatro, preciosamente montado en la Sala Franze, donde tendrá desde ahora un espacio definitivo.

Allí conviven, por ejemplo, un seguidor de arco voltaico, utilizado en 1905 -año de la inauguración del Teatro 1º de Mayo-, para iluminar y seguir a los actores en escena. De esa misma época son el reloj Rondin, que usaban los guardias de seguridad, el bandeaux original del telón principal, la reja de la boletería, el cartel enlozado indicador del sector de gradas y alguna butaca. No es todo. Hay más. Mucho más. Se puede ver, por ejemplo, el vestuario que se usó en diferentes obras, los programas de mano y de pared de hace más de100 años, y hasta un plano de la fachada del Teatro.

La muestra se titula, no por casualidad, “Golpe a la Emoción”, y fue curada por Roberto Schneider, presidente de Critea (Círculo de Críticos de las Artes Escénicas de la Argentina). Permanecerá en exposición hasta el 13 de abril, y el acto de inauguración fue presidido por el intendente Mario Barletta, que estuvo acompañado por el secretario de Cultura, Damián Rodríguez Kees.

 

Patrimonio valioso

“Hace un mes atrás, cuando presentamos el informe sobre el estado del Teatro Municipal, muchos santafesinos me consultaban sobre las posibilidades reales de recuperar este espacio emblemático para la historia de la ciudad. Siempre afirmé que la lucha no sólo consiste en denunciar males, sino en identificarlos y trabajar para revertirlos. De allí que esta inauguración da cuenta de este trabajo realizado con urgencia para poner a resguardo los bienes que son de todos”, explicó el jefe de Gobierno de la ciudad.

Argumentó entonces que “los objetos que hoy presentamos no podían seguir ocultos en un camarín de la Sala Marechal: debían ser compartidos. Nos comprometimos a poner en valor el patrimonio de la ciudad. En este sentido, la decisión de imponer de un emplazamiento definitivo para el Museo del Teatro, pone de manifiesto la intención de resguardar ese patrimonio, y evidencia además la voluntad de democratizar el acceso a los bienes de la cultura”.

Barletta aseguró que “nos llena de orgullo que en la organización del espacio definitivo del Museo se hayan sumado los vecinos de la ciudad. Quiero hacer una mención especial y un agradecimiento a los integrantes de la Asociación Amigos del Teatro Municipal 1º de Mayo, por el apoyo brindado. También quiero agradecer a María Cristina Vanasco y a Luis Novara, los dos primeros vecinos de Santa Fe que, compartiendo sus recuerdos, los convirtieron en la herencia y en la memoria de todos los santafesinos”.

También expresó su agradecimiento “a las mujeres y hombres del espectáculo y a los críticos, entre los que voy a mencionar a Jorge Reynoso Aldao y Roberto Schneider por su trabajo específico, pero también por las ocasiones en que se pararon a mirar la ciudad, imaginaron un futuro diferente y aportaron ideas sobre cómo hacerlo”.

Finalmente, indicó que “uno de los principales desafíos que hoy deben afrontar los gobiernos es reconstruir la confianza entre la sociedad y el Estado, y consolidar una trama social que sea incluyente. Vuelvo a convocar a seguir aunando esfuerzos para que la diversidad sume, para que las diferencias nos hagan crecer, para que recuperemos el orgullo de ser santafesinos y volvamos a vivir en paz. En definitiva, para que entre todos construyamos una Santa Fe mejor”.

 

La necesaria emoción

Por su parte, Roberto Schneider recordó que cuando el secretario de Cultura, Damián Rodríguez Kees y la subsecretaria de Diversidad y Proyección Cultural, Isabel Molinas, “me invitaron a curar esta muestra, vine al Teatro. Era un día de mucho calor y subimos al segundo piso. Ahí, confieso, me encontré con objetos que me provocaron cierta desestabilización. Y después subimos al cuarto piso, donde Geraldhyne Fernández desarrolla esa ciclopea y maravillosa tarea de restauración, donde revisé la historia de este Teatro. Y cuando escribí el artículo que forma parte del catálogo, no dudé en titularlo “Golpe a la Emoción”, porque fue lo que yo sentí ese día: un golpe muy fuerte, porque la emoción es necesaria en el hecho teatral. Sin emoción, el teatro no existe”, argumentó.

Luego comentó que “van a encontrar en la portada de este programa un seguidor de arco voltaico, que se utilizaba hace más de cien años para iluminar a los actores. Y se me ocurrió que esto tenía que estar en la tapa, porque es una joya que está acá (y no había muchas joyas en este Teatro, por desgracia). Y tenía que estar en la tapa porque esto es lo que ilumina los actores, que es lo que tiene que ser iluminado”, dijo antes de invitar a los presentes a recorrer la muestra.

Relacionado:



SALTA 2951 - S3000CMK
Santa Fe, Argentina

0800 777 5000

ATENCIÓN CIUDADANA
[email protected]


Redimensionar imagen
Contraste