fbpx

Emoción y agradecimientos a la gestión de José Corral en la entrega de escrituras

El intendente encabezó un acto en el recuperado Molino Marconetti. Allí se otorgaron 121 escrituras traslativas de dominio a familias de 26 barrios de la ciudad en el marco del programa de Regularización Dominial, que ya abarcó a 10.000 hogares. “Es gracias a esta gestión que podemos decir hoy que somos propietarios de la casa que habitamos”, expresó Griselda, una vecina de Santa Rosa de Lima.

En el hall del Molino Marconetti, que el Gobierno de la Ciudad recuperó para alojar cuatro de las escuelas del Liceo Municipal “Antonio Fuentes de Arco”, un centenar de vecinos fueron los protagonistas de un acto en el que recibieron, de manos del intendente José Corral, el documento que certifica la titularidad del terreno en el que viven.
La iniciativa se llevó a cabo en el marco del programa de Regularización Dominial, que impulsa el Gobierno de la Ciudad desde 2008. En esta oportunidad, fueron 121 las escrituras entregadas a santafesinos de 26 barrios de la ciudad.

Derecho a la casa propia

Sobre el origen de esta política de Estado que tuvo continuidad a lo largo de 12 años, José Corral recordó que “miles de familias de Santa Fe, hace unos años, vivían informalmente en lugares que muchas veces el propio Estado les había indicado que se instalaran, o había realizado informalmente loteos y urbanizaciones”. Ante este panorama, el Gobierno de la Ciudad comenzó la “tarea de regularización de esa situación, que incluye la mensura y urbanización en algunos casos de los barrios, y finalmente un trámite que abarcó a 10 mil familias, que ya tienen algún papel, pero 4.515 exactamente ya tienen la escritura”.
El Intendente destacó los beneficios de esta iniciativa que desde 2008 alcanzó a 50 barrios de la ciudad, sosteniendo que los vecinos ahora “son propietarios de su terreno y, por lo tanto, van a poder vender en caso de que tengan que mudarse o que tengan que trasladarse. O simplemente los hijos y los nietos van a heredar con todas las condiciones ese derecho sobre la propia casa en la uno vive, donde han hecho el esfuerzo de levantar paredes y de realizar las construcciones que ahora no tienen que malvender como en el pasado”.

Mejoras en los barrios

Durante el acto, el Intendente estuvo acompañado por la secretaria General, María Martín; el director de la Agencia Santa Fe Hábitat, Eduardo Rudi; y la coordinadora del programa de Regularización Dominial, Natalia Fantini. También, participaron el concejal Carlos Pereira y la concejala electa, Inés Larriera, además de la ex directora de la Agencia Santa Fe Hábitat, Sara Lauría.
En su discurso, José Corral aseguró además que medidas como la Regularización Dominial “arraigan y mejoran el barrio”. En ese sentido, se explayó: “Hay estudios que demuestran que la propiedad de la tierra está asociada también a mejoras en el barrio y en la propia vivienda, así que estamos muy contentos de poder hacer este último acto de entrega de escrituras, de un proceso que abarcó nada menos que a 10.000 familias”.
A la par del programa de Regularización Dominial, José Corral repasó que “hubo una inversión en infraestructura, lo que llamamos intervenciones integrales”. “Muchas de estas familias –dijo en alusión a los vecinos que participaron del acto- son de Coronel Dorrego, Barranquitas, Chalet y San Lorenzo, donde se realizaron inversiones que comenzaron con los desagües que faltaban y después avanzamos con la construcción de cordón cuneta, pavimento e iluminación, además del equipamiento social como jardines, centros de salud y Escuelas de Trabajo para los jóvenes”. El mandatario valoró que, con las distintas mejoras, ha habido “un cambio muy notorio en estos territorios, que están acompañados también de la Regularización Dominial, así que se completa la mejora en el barrio con la propiedad de la tierra por parte de las familias”. En el final de su alocución, dirigiéndose a los vecinos, enfatizó que “ahora son los dueños, y eso es motivo de alegría, de festejo y para nosotros, el sentirnos realizados por la tarea”.

Flamantes propietarias

“Es gracias a esta gestión que podemos decir hoy que somos propietarios de la casa que habitamos”, expresó Griselda, vecina de Santa Rosa de Lima que acompañó a su mamá Leonor a recibir las escrituras de la casa que habita desde hace 70 años. “Cuando cumplió ocho años fue a vivir ahí con su abuelo, y fue gracias a esta gestión que pudimos obtener, después de años de lucha, la escritura. Así que nosotras estamos más que agradecidas. No tengo palabras para decir lo que significa, sobre todo para mi mamá que ha luchado por años para obtenerlo y es realmente un sueño cumplido”, compartió tras recibir la documentación.
“La idea era compartirlo en familia, pero mi papá falleció hace muy poco tiempo y yo creo que desde el cielo está disfrutando también de este momento”, expresó Griselda entre lágrimas, quien además se refirió a las mejoras que experimentó su barrio en los últimos 12 años: “Para nosotros, no solo personal sino en el barrio, esta gestión fue muy buena porque como dijo el Intendente, dejamos en el pasado la inundación de 2003 y todo lo que pasó. Todo lo que ha mejorado el barrio se lo debemos a la gestión tanto del ex intendente Mario Barletta como la de José Corral”.

Se realizó la entrega de escrituras de las viviendas de Barrio Jesuitas

“Es un nuevo comienzo para estas familias, que hoy miran el futuro con optimismo” afirmó el intendente José Corral esta mañana en Barrio Jesuitas durante la entrega de escrituras que acreditan la propiedad de viviendas. Los vecinos beneficiados antes habitaban zonas de riesgo hídrico o ambiental, y fueron relocalizados en el transcurso del año. Las flamantes casas fueron financiadas por Nación y ejecutadas por el Municipio. Cuentan con infraestructura y todos los servicios, como agua potable y luz segura.

“Hoy entregamos la casa definitiva para familias que vivían en situación de riesgo, de mucha vulnerabilidad”, expresó esta mañana el intendente José Corral durante el acto de entrega de escrituras a familias de barrio Jesuitas. Se trata de actas que certifican la propiedad del terreno en el que actualmente residen vecinos que fueron relocalizados de zonas de riesgo hídrico, como La Vieja Tablada, o de riesgo ambiental, como el caso del relleno sanitario, a las nuevas viviendas que fueron construidas entre el municipio y gobierno nacional.
“La mayoría de ellos vivían en La Tablada, literalmente en el lugar que tiene que ocupar el río Salado. Cada vez que había una crecida extraordinaria, estas personas tenían que reubicarse donde pudieran: sobre la ruta, o a veces en el Polideportivo La Tablada. Ahora ya tienen sus casas definitivas, al igual que otro grupo de vecinos que vivían en el viejo relleno sanitario, en una situación de vulnerabilidad ambiental. En todos los casos, ahora viven en una casa de material, con todos los servicios, cerca de las escuelas, los Jardines Municipales, con oportunidades de trabajo por la cercanía con el Mercado de Abasto, Los Polígonos o el futuro Interpuerto, que va a generar mucho empleo”.

Soluciones definitivas

Las familias que desde este martes cuentan con su vivienda, saben que esta oportunidad es única: “Tenemos un nuevo porvenir”, graficó Adel Yossen, uno de los vecinos que esta mañana recibió la escritura de su vivienda: “En representación de La Tablada, quiero agradecerle al intendente José Corral que nos facilitó la posibilidad de tener las casas a todos. Gracias a él tenemos un mejor porvenir, hay que cuidar muchos estas casas”, sintetizó Adel.
“Es un nuevo comienzo para estas familias que miran el futuro con optimismo. Los niños tendrán la posibilidad de crecer mejor que sus padres, y esa es la tarea del gobierno. Recordemos que esto comenzó en la inundación del 2016/17”, recordó el mandatario y añadió: “En ese momento le dijimos al presidente Mauricio Macri que no necesitábamos ayuda en la emergencia pero que sí queríamos fondos para soluciones definitivas. Bueno, esas soluciones definitivas aquí están, en estas viviendas”.
En esa línea, José Corral consignó: “En total se construyeron 140 viviendas, más las 60 que hicimos en Nueva Esperanza. Serán 200 familias que a la próxima inundación la van a ver solo por televisión. Esta es la manera en la que la ciudad mejora, porque cada familia que mejora su calidad de vida y que mejora las oportunidades para sus hijos, mejora también la ciudad hacia el futuro”.

Jesuitas, barrio nuevo

Cabe recordar, que las viviendas se construyeron sobre terrenos que forman parte del banco de tierras municipales. Fueron adquiridos mediante la donación realizada por la Asociación Civil Colegio Inmaculada Concepción y aceptada por Concejo Municipal mediante Ordenanza N° 12.086. Se trata un terreno que abarca unas 20 hectáreas, que limitan al Sur y al Oeste con los reservorios, al Este con calle Larrechea y al Norte con la prolongación de calle Hugo Wast.
La elección del lugar, hoy conocido como Barrio Jesuitas, se enmarca en un plan de relocalización de viviendas en áreas de riesgo hídrico que prioriza la reubicación de las familias en su propio entorno. Esto significó reubicarlas en lugares próximos a donde vivían, y en terrenos con cota segura, donde cuenten con los servicios básicos, y en el marco de un proceso que culmina con la entrega de la titularidad de la tierra.

Hogar para crecer

El prototipo de vivienda es diseñado para adaptarse a distintos tipos de terrenos y deja abierta a múltiples alternativas para agregar módulos habitaciones en planta baja o en planta alta. Esto permite que a partir de los 51 m2 se superficie inicial, poder crecer y alcanzar una superficie de 190 m2.
En ese sentido, las casas están diseñadas para ofrecer autonomía para la concreción de las iniciativas de ampliación o mejoras de acuerdo a las necesidades y posibilidades de cada familia.
as viviendas se construyen sobre platea de hormigón y piezas prefabricadas en paredes y techo, por lo que la losa de techo queda preparada para el crecimiento en altura.
Vale recordar que en junio el mandatario santafesino ya hizo entrega de escrituras a familias que residen desde este año en barrio Jesuitas. En todos los casos, cada una de las unidades habitacionales cuenta con cocina comedor, baño y lavadero. Las casas en planta baja tienen además patio y un espacio libre al frente para una futura cochera, comercio o taller. En tanto, las unidades en planta alta cuentan con escalera de ingreso a la vivienda de manera independiente y una terraza balcón de 26 m2.



SALTA 2951 - S3000CMK
Santa Fe, Argentina

0800 777 5000

ATENCIÓN CIUDADANA
[email protected]


Redimensionar imagen
Contraste