fbpx
Centro de Monitoreo: las Alarmas Comunitarias ya dan cobertura a 20 mil vecinos

Centro de Monitoreo: las Alarmas Comunitarias ya dan cobertura a 20 mil vecinos

418 Vistas

El Gobierno de la Ciudad instaló 58 alarmas comunitarias a pedido de los vecinos de los barrios Siete Jefes, Barranquitas, Ciudadela, Schneider, Sur, Los Troncos, Los Ángeles, Colastiné, entre otros, dando cobertura a un área donde habitan 20 mil personas en total. Desde su puesta en marcha se lograron 44 detenciones. La implementación es mediante esfuerzo compartido: los vecinos se agrupan y adquieren el equipamiento, y el Municipio se hace cargo de su operación a través del Centro de Monitoreo y en coordinación con el 911.

Alrededor de 20 mil vecinos de los barrios Siete Jefes, Barranquitas, Ciudadela, Schneider, Sur, Los Troncos, Los Ángeles y Colastiné, entre otros, viven en el área de cobertura de las Alarmas Comunitarias que viene instalando el Gobierno de la Ciudad desde 2012.

Hasta el momento se han colocado 58 dispositivos en diferentes puntos de la capital provincial, en todos los casos mediante el mecanismo de esfuerzo compartido: los vecinos adquieren el equipamiento, y el Municipio concreta la instalación y realiza la operación a través del Centro de Monitoreo, en coordinación con el 911.

En las áreas donde funciona la Alarma Comunitaria, se configuraron los llamados “corredores seguros”, a partir de la instalación de varios equipos en red.

 

Algunos números

 

Hasta el momento, se han entregado unos 4 mil botones de alerta para activar las alarmas comunitarias. Cada dispositivo ofrece 3 posibilidades: encender luces potentes, disparar uno sonido en el lugar, o enviar una señal al Centro de Monitoreo, desde donde se solicitan los móviles policiales a la Central del 911 y, además, se establece comunicación con quien presionó el botón. A partir de estos avisos, se logró la detención de 44 personas, relacionadas con distintos hechos delictivos -en lo que va de este año, se produjeron 8 detenciones-.

“Los primeros que se instalaron fueron a modo de prueba; hoy son unas 4 mil las familias que tienen el botón de alerta en las 58 alarmas comunitarias que fueron instaladas”, explicó el subsecretario de Prevención y Seguridad del Gobierno de la Ciudad, Sebastián Montenotte.

 

Cómo funciona

 

La alarma comunitaria es un receptor de alarma que se instala en la columna del alumbrado público y al que se asocian los dispositivos de alerta que tienen un tamaño similar al de una alarma de un .

Ese botón tiene un alcance de 100 a 120 metros hasta el receptor, que a su vez tiene un chip de datos que se conecta con el Centro de Monitoreo. Es decir que si se coloca en una esquina, alcanza a cubrir las cuatro cuadras en cruz.

Cada dispositivo tiene 3 botones: uno que acciona una luz potente; otro dispara un sonido corto; y el tercero, activa los dos anteriores y además se conecta con el Centro de Monitoreo.

Si el acciona el alarma para dar aviso al Centro de Monitoreo, personal de la Guardia de Seguridad Institucional se comunica inmediatamente con el 911 para que acuda rápidamente; y por otro lado, se establece una comunicación con el que accionó el mecanismo para conocer el motivo del alerta

“Tenemos lugares en donde hay 50 botones en una manzana, y la verdad es que sirve mucho para disuadir”, argumentó Sebastián Montenotte.

Vale aclarar que una vez que los vecinos se organizan, el Municipio solicita que adquieran el equipamiento -que cuesta unos 22 mil pesos-. Luego, el Gobierno de la Ciudad se hace cargo de la operación del sistema.

"La gente está satisfecha y ve buenos resultados. Esto es lo que permitió que más vecinos se sumen al sistema, porque se va corriendo la información de boca en boca y eligen instalarlo, y sobre todo organizarse entre ellos”, explicó el funcionario local.

 

El interés de los vecinos

 

En cuanto a la instalación de las alarmas comunitarias, personal técnico y responsables del Centro de Monitoreo se reúne de manera periódica con los vecinos que solicitan la instalación del sistema. Los encuentros se desarrollan en ámbitos vecinales, clubes, domicilios particulares, entre otros espacios, donde se les informa el funcionamiento de estos equipos. Luego, los interesados se asocian entre sí para la adquisición del dispositivo.

“La satisfacción de los vecinos es grande porque les da la posibilidad de activamente involucrarse para prevenir, es una alternativa concreta que les cambia el contexto a las personas que lo tienen. Por ejemplo: para sacar la basura o entrar el auto, el vecino puede activar la luz; o si observa una presencia extraña, puede activar la sirena. El sistema tranquiliza al usuario y evita que gente que anda merodeando cometa algún ilícito. Es decir que funciona bien como disuasivo y hay una notable disminución de los hechos en los lugares en donde están las alarmas comunitarias·, explicó más adelante Montenotte.

Además, vale destacar que en algunos de estos lugares donde están las alarmas comunitarias, también presta servicio la Policía Comunitaria como es el caso de Siete Jefes. “El accionar y la respuesta es mucho más rápida. En este sentido, se han evitados algunos hechos y hasta incluso hubo detenciones”, concluyó el funcionario.

Relacionado:



SALTA 2951 - S3000CMK
Santa Fe, Argentina

0800 777 5000

ATENCIÓN CIUDADANA
[email protected]


Redimensionar imagen
Contraste