fbpx
Está en marcha la reparación del Museo López Claro

Está en marcha la reparación del Museo López Claro

202 Vistas

El próximo domingo se cumplen cuatro años del fallecimiento de César López Claro. En los próximos días inician los trabajos de refacción en el museo de calle Piedras, con el objetivo de proteger las obras del artista.

El domingo 18 de enero se conmemora el cuarto aniversario del fallecimiento del artista plástico César López Claro, que nació en la localidad bonaerense de Azul en 1912, pero desde 1942 encontró en Santa Fe el lugar para desarrollar su expresividad, siempre comprometida con la realidad social y política desde una perspectiva crítica y reflexiva.

En la capital santafesina no sólo de dedicó a la realización de obras plásticas de diversos géneros, sino que además brindó su conocimiento y promovió el desarrollo de los artistas locales a través de la docencia en la Escuela de Artes Visuales “Juan Mantovani”.

 

Estética

César López Claro, santafesino por adopción, fue uno de los expositores del arte plástico que enorgullecen y distinguen el campo cultural de la ciudad. Atraído por el paisaje litoraleño plasmó en sus obras este aire en el período comprendido entre 1943 y 1954.

Su extensa producción plástica incluye murales, dibujos, cuadros, esculturas y platos, materia prima para problematizar la realidad con trazos que lo convierten en un auténtico artista testimonial. Indudablemente fue un creador en permanente estado de evolución, inspirado en lo social. Su vasta producción tuvo, también, la influencia de la pintura americanista de la costa del pacífico. Viajaba constantemente a aquellas regiones para conocerlas en profundidad. Era un admirador de la estética que trabajan.

En el último cuarto de siglo le ha importado el testimonio social y político de su país, realizando series, murales y dibujos sobre la Argentina de la represión, del oprobio, de la injusticia social, del hambre y del desamparo.

Sus períodos pueden condensarse en: Buenos Aires (1928-1943); Litoral (1943-1954); Americanista (1955-1964); Aformalista (1965-1978); y, finalmente, Nueva Realidad (1978- 2004).

Sus obras recorrieron las salas de arte de la Argentina y el exterior entre los que se destacan Estados Unidos, Chile, Perú y Paraguay.

 

Puesta en valor

En 1990 el artista fundó el Museo César López Claro en el barrio Guadalupe, en Piedras 7352, y lo donó junto con toda su producción artística al Municipio de Santa Fe quedando el testimonio de su vida como patrimonio de todos los santafesinos.

Meses atrás el Gobierno de la ciudad asumió el compromiso de revalorizar integralmente las instalaciones y los contenidos de este espacio. El proyecto se basa en cuidar, reservar, cumplir y enseñar el legado del maestro. El intendente de la ciudad, Mario Barletta, en ocasión del XVIII aniversario del Museo, explicó que ya comenzaron “las acciones dedicadas de restaurar y poner en valor esta casa museo, la evaluación e inventario y restauración de las obras, el afianzamiento de las tareas de enseñanza. En definitiva, desarrollar tareas que concreten el compromiso asumido por esta gestión: cuidar de esta casa museo tiene un componente especial, porque no sólo implica cuidar su obra, sino también comunicar un estilo de vida que hizo del compromiso con la democratización de los bienes de la cultura, su marca más distintiva”.

Las obras de refacción que se iniciará en breve en el lugar son de una importancia mayúscula para la preservación del patrimonio y el potencial uso de las salas del Museo como galería de arte. Según expresó la subsecretaria de Proyección y Diversidad Cultural, Isabel Molinas, “los trabajos son importantes porque debido a la antigüedad y la falta de mantenimiento de la casa museo, existe un riesgo importante para la obra del maestro César López Claro”.

Los trabajos serán realizados por la empresa Metrocom, que ganó la licitación del Gobierno de la ciudad para la provisión de elementos, maquinarias, herramientas y mano de obra necesarias para la ejecución de todos los trabajos que correspondan para la construcción de un sobretecho metálico en la sala mayor de exposiciones, ubicada en la planta baja del Museo López Claro, además de la incorporación de parasoles de aluminio color en las ventanas de la planta alta de las salas de exposición ubicadas sobre la fachada oeste.

Al inicio de la actual gestión, se presentó un detallado informe del estado de los edificios culturales de la ciudad y de las prioridades de refacción y reparación. En esa línea, en el museo de calle Piedras el principal problema refiere a filtraciones y efectos de la humedad en un edificio donde hay murales de gran valor y obras sobre tela.

 

Para visitar

Actualmente, en el Museo López Claro se exponen las obras de dos períodos de César López Claro: Aformalista y Nueva Realidad. El primero de ellos va desde 1965 a 1978, y conserva un profundo sentido de los muralistas matéricos, basándose en el arte abstracto. Nueva Realidad es el período que va desde 1978 a 2004, y que denota el compromiso social de López Claro. Son producciones figurativas a través de las cuales, sin caer en lo panfletario, lograba denunciar lo que ocurría en nuestro país en materia de derechos humanos, pobreza, marginación, corrupción. En algunos de estos trabajos recuerda a los muralistas mexicanos, de los cuales tuvo, en un principio, una gran influencia. Luego se separó, creando una estética propia.



SALTA 2951 - S3000CMK
Santa Fe, Argentina

0800 777 5000

ATENCIÓN CIUDADANA
[email protected]


Redimensionar imagen
Contraste