fbpx
Comenzó la capacitación para las mamás de niños que asisten a los jardines municipales

Comenzó la capacitación para las mamás de niños que asisten a los jardines municipales

159 Vistas

El curso de “Moldería textil y confección de ropa” ya tiene 60 mujeres inscriptas, que envían a sus niños a las salas que abrió el Gobierno de la Ciudad en los diferentes barrios, y que se encuentran desempleadas o no poseen un oficio. Al finalizar la capacitación las egresadas podrán formar una cooperativa, que tendrá al Municipio como primer cliente para la compra de uniformes de trabajo, y ropa de blanco que se utiliza en los jardines.

En el Centro de Emprendedores del Gobierno de la Ciudad tuvo lugar la primera jornada del curso “Moldería textil y confección de ropa”, destinado a las mujeres que envían a sus niños a los Jardines Municipales. El encuentro contó con la presencia de la secretaria de Gobierno, Adriana Molina, que presentó la propuesta del Gobierno de la Ciudad al primer grupo que accederá a la capacitación. En esta oportunidad, las mujeres recorrieron las instalaciones del Centro y las del espacio aledaño conocido como El Galpón, donde se alojan las máquinas de coser industriales que utilizarán durante la capacitación. Además, se interiorizaron de las opciones que el Municipio pone a su alcance a través de programas de empleo, asesoría legal, y contención en problemáticas de género.

En ese sentido, Adriana Molina destacó que “en el curso, las mujeres van a aprender cuestiones técnicas de la confección de uniformes de trabajo y blanquería, para que comiencen a tener mayores aptitudes; y paralelamente, desde el Área de Mujer del Municipio se las va a acompañar con lo que se denomina empoderamiento de las mujeres, fundamentalmente orientado a que sientan que son capaces de trabajar, o estudiar, y tener un emprendimiento”.

Por ese motivo, junto a la secretaria de Gobierno se hicieron presentes funcionarios de las áreas involucradas en la iniciativa, como la secretaria de Educación, Rossana Ingaramo; el secretario de Desarrollo Social, Carlos Medrano; la directora del Sistema de Educación Inicial, Erica Figueroa; el director de Derechos Ciudadanos, Franco Ponce de León; el subsecretario de Empleo, Javier Fernández; y la directora del Programa Mujer y Diversidad Sexual, Marta Fassino, entre otros.

El primer grupo de mujeres que inició esta mañana el curso, estuvo integrado por vecinas que envían a sus niños y niñas a siete de los diez jardines municipales que funcionan en el distintos barrios de la ciudad, a los que se sumará en los próximos días el jardín emblemático que se construye en Barranquitas Sur. Vale recordar, que son 61 las secciones que integran el Sistema Municipal de Educación Inicial, adonde concurren unos 750 niños y niñas.

 

Propuesta integral

 

Como fuera informado, el curso se dará en el marco del “Programa de fortalecimiento de la empleabilidad”, que el intendente José Corral presentó en el Jardín de Varadero Sarsotti el pasado 8 de marzo, en ocasión del Día de la Mujer.

Se trata de una propuesta que apunta a favorecer la inclusión laboral y social de las madres de las niñas y niños que concurren a los Jardines Municipales, a partir del fortalecimiento de su empleabilidad, la mejora del acceso a capacitaciones laborales de calidad, y la remoción de barreras que dificultan las posibilidades de formación y de inserción laboral.

Según se anticipó, hasta el momento hay 60 mujeres inscriptas y en el curso se trabajarán aquellos contenidos necesarios para la confección de ropa y blanquería apta para ser utilizada en ámbitos educativos. Con ese fin, las mujeres concurrirán hasta comienzos del mes de septiembre, tres veces por semana al Centro de Emprendedores. Allí aprenderán a realizar patrones básicos para la confección de uniformes y sus componentes como cuellos, vistas, puños, martingala, alforzados, etc. Además, se les enseñarán distintos tipos de costura: recta, zigzag, remallado, costura doble y costura francesa.

 

Oportunidad laboral

 

Al finalizar la capacitación, está previsto que las egresadas puedan conformar una cooperativa de trabajo con la intención de proveer ropa, delantales, uniformes, sábanas para cunas y toallas a los jardines municipales. Al respecto, la secretaria de Gobierno precisó que “cuando terminen los tres meses del curso, la idea es formar una cooperativa que tenga monotributo social, y que tenga al Municipio como primer cliente para todo aquello que sean uniformes de trabajo o blanquería destinada a los propios jardines municipales, como manteles, bolsitas, y sábanas, entre otras”.

Además, Adriana Molina aclaró que la capacitación también será útil para aquellas que ya tienen conocimientos y habilidades para confeccionar prendas: “Conversando con las mujeres sabemos que algunas de ellas ya son modistas o tienen algún conocimiento, entonces no se van a sumar a la cooperativa porque ya tienen su propia actividad; pero aquellas que quieran, tendrán acompañamiento jurídico para conformar la cooperativa, y para desarrollar el plan de negocios”. Finalmente, la funcionaria aseguró que “la primera comercialización va a ser con el propio Municipio, pero con la idea de que las mujeres tengan la capacitación suficiente para buscar otros clientes, en el Estado o en el sector privado”.

 

Espacio para el encuentro

 

Entre las mujeres que asistieron esta mañana al Centro de Emprendedores, se pudo observar no había solo mamás, sino también abuelas o tías, que tienen a su cuidado los niños y niñas que concurren a los jardines municipales. Esa diversidad de historias familiares se vio reflejada en los relatos que las mujeres comenzaron a compartir en la primera jornada de capacitación.

María Rosa Milanoff es una joven abuela de 50 años, que en los horarios de trabajo y estudio de su hija, cuida a la pequeña María Emilia, de apenas un año y medio de edad. Esta mañana contó que disponía de ese tiempo para atender a la niña porque se jubiló por invalidez, como consecuencia de un trasplante de médula que debieron practicarle como tratamiento para la leucemia. Desde que su nieta concurre al Jardín del CIC Roca, María Rosa cuenta con algunas horas libres que decidió ocupar haciendo la capacitación que le ofrece el Gobierno de la Ciudad: “Me interesó este curso como emprendimiento, porque estaba en casa trabajando de abuela, y esto me brinda la posibilidad de tener una perspectiva de crecimiento, y ayudar a mi hija, a mi nieta y a mi familia”, contó. Y valoró también la posibilidad que le brinda el curso, de encontrarse y compartir con otras mujeres: “Además de la salida laboral esto es integrador porque es muy bueno el hecho de salir de tu casa y estar en contacto con otras mamás, abuelas y tías”, aseguró.

Por su parte, Mónica Gutiérrez contó que es mamá de ocho niños, y envía a la pequeña Aneley al Jardín de Pro Mejoras Barranquitas. Ella trabaja como empleada doméstica, y manifestó que su interés por el curso se debe a que “el saber no ocupa lugar, y es una propuesta interesante donde te podés desarrollar como mujer, madre y esposa. Además, en casa somos una familia numerosa y es necesario tener algo más, por eso también me interesaría integrar la cooperativa”.

Para ella, la asistencia al curso también puede ser una oportunidad para conocer a otras mujeres, y encontrar contención para diversas problemáticas: “La mayoría tiene problemas, y es importante que te contengan y te den conocimiento. Cuando una mujer es víctima de violencia, por ejemplo, no sabe dónde recurrir, golpea puertas y le dicen una cosa y otra, y vuelven a su casa a soportar cosas para las que existe solución”, sostuvo.



SALTA 2951 - S3000CMK
Santa Fe, Argentina

0800 777 5000

ATENCIÓN CIUDADANA
[email protected]


Redimensionar imagen
Contraste