fbpx
Continúa la capacitación a mamás de niños que asisten a los jardines municipales

Continúa la capacitación a mamás de niños que asisten a los jardines municipales

136 Vistas

El intendente José Corral y la secretaria de Gobierno, Adriana Molina, visitaron a las mujeres que participan del curso “Moldería textil y confección de ropa”. El grupo está integrado por 16 mujeres que envían a sus niños y niñas a los jardines del Sistema Municipal de Educación Inicial. “En este proyecto se reúnen la educación en los barrios que más lo necesitan, y una oportunidad concreta de trabajo para las madres, tías y abuelas de los chicos de los jardines”, remarcó el mandatario local.

El servicio educativo que hoy presta el Municipio en los 11 jardines ubicados en barrios del Norte y el Oeste de la ciudad, consideró desde sus inicios el rol de crianza y cuidado de las familias, que recae fundamentalmente en las mujeres. Por eso, y para mejorar las posibilidades de empleo del grupo de madres, tías y abuelas que ahora cuentan con algunas horas libres, el Municipio implementó el “Programa de fortalecimiento de la empleabilidad de las madres de los niños y niñas de los Jardines Municipales”. La iniciativa se desarrolló a partir de un relevamiento de la realidad social de más de 300 familias, en el que estuvieron comprometidas las secretarías de Gobierno y Educación.

En ese marco, hace aproximadamente un mes comenzó a dictarse el curso de “Moldería textil y confección de ropa”, al que concurren actualmente 16 mujeres que envían sus niños y niñas a los jardines de San Agustín, El Abasto, Pro Mejoras Barranquitas, CIC Roca, Villa Hipódromo, La Guardia, Varadero Sarsotti, CIC Facundo Zuviría y Loyola.

Esta mañana, el intendente José Corral y la secretaria de Gobierno, Adriana Molina se acercaron hasta el espacio conocido como El Galpón, ubicado en Pedro Vittori al 4200, para conversar con ese grupo de mujeres, que sobre las mesas del taller de costura mostraron orgullosas el fruto de las primeras semanas de capacitación.

Además, estuvieron el subsecretario de Empleo, Javier Fernández; la coordinadora del Programa Mujer y Diversidad Sexual, Marta Fassino; y el coordinador de Distrito, Marcelo Ponce, entre otros funcionarios.

 

Proyecto educativo integral

 

“Es una mañana especial porque venimos a visitar a mamás y familiares de chicos y chicas que están en nuestros jardines; que en ese rato mientras los niños están al cuidado de maestras muy profesionales y en edificios tan bonitos como los que hemos diseñado, pueden tener unas horas para un emprendimiento”, explicó el intendente José Corral.

También hizo mención al objetivo previsto para una segunda etapa, en la que las egresadas del curso podrán conformar una cooperativa de trabajo para proveer ropa, delantales, uniformes, sábanas para cunas y toallas a los jardines municipales: “en este caso las mujeres van a aprender a preparar materiales que necesitamos en la Municipalidad, entre otras cosas, en los propios jardines. Van a coser aquí y eso significa una oportunidad de aprendizaje, capacitación y empleo”.

“Por eso decimos que este proyecto es tan importante, porque se reúnen educación en los barrios que más lo necesitan, y una oportunidad concreta de trabajo para las madres, tías y abuelas de los chicos de los jardines”, concluyó.

 

Una oportunidad para ellas

 

Por su parte, la secretaria de Gobierno, Adriana Molina se refirió a la capacitación para las mujeres como una propuesta que estuvo contemplada desde los orígenes del proyecto de educación inicial: “Cuando José Corral hablaba durante su campaña de los jardines municipales, sabíamos que por un lado la educación hace la diferencia y por eso la importancia de trabajar con los chicos de nuestros barrios; pero también sabíamos que para las mujeres es una oportunidad para que puedan tener su propio proyecto de vida, mientras tienen un servicio de cuidado de excelencia, que les permite estar tranquilas”.

En esa línea, relató que “hay muchas mamás que son jovencitas, que no han podido terminar el secundario, o no tuvieron la oportunidad de un oficio, y sabíamos que en esas cuatro horas que ellas dejaban a sus chiquitos en el jardín había que buscar alguna oportunidad para ellas. Por eso también la importancia de esto que estamos haciendo, que no es lo único, porque también va a haber capacitación para cuidadores de ancianos dirigido especialmente para ellas, mientras otras terminan el secundario”.

Finalmente, la funcionaria remarcó que las mujeres que asisten del curso de Moldería y Confección Textil también participan del taller de empoderamiento, donde reflexionan sobre el rol social de la mujer, y las posibilidades de dignidad e independencia que da el trabajo: “El acompañamiento del Área de la Mujer, de asesoría legal, apoyo y contención es fundamental porque no solamente se trata de que tengan esta oportunidad, sino también de que ellas mismas crean que son capaces. Su autonomía y empoderamiento es importante, y por eso creemos que es una oportunidad para ellas”, concluyó.

 

Progresos

 

El curso se dicta con una carga horaria de nueve horas semanales, donde las mujeres aprendieron en primer lugar a cortar y coser fundas para almohadones, y elaboraron cubos didácticos para los jardines. Al finalizar la capacitación estarán en condiciones de realizar patrones básicos para la confección de uniformes y sus componentes como cuellos, vistas, puños, martingala, alforzados; y distintos tipos de costura.

Una de las asistentes a la capacitación, María Rosa Milanoff, contó que concurre con su hija de 23 años, mientras su nieta está en el jardín CIC Roca. “Mi hija no iba a venir porque estaba trabajando, pero quedó sin trabajo y se decidió a empezar el curso conmigo”, relató a los medios de comunicación. “Esto representa una oportunidad de salida laboral. En mi caso, que soy jubilada por invalidez y recién tengo 50 años, no tenía nada para hacer y ahora tengo esta posibilidad. Mi hija también tiene una salida laboral; y como ella hay muchas chicas, incluso más jovencitas”. 

“Estamos contentas aprendiendo cosas que son nuevas para muchas chicas que nunca habían agarrado una máquina de coser, y hoy están haciendo cosas a la par de las que sí sabían algo”, concluyó María Rosa.

Mientras tanto, la docente del curso, Nora Pacheco, valoró los progresos del grupo: “Muchas de las chicas no sabían coser, pero ya le perdieron totalmente el miedo a usar las máquinas. Cuando las veo trabajando, ya no se puede distinguir quién tenía conocimientos previos, y quién no”.

Junto con esas habilidades, las mujeres recibirán los conocimientos necesarios para que desarrollar una actividad tanto en grupo, individualmente como microemprendedora, o para obtener un empleo en relación de dependencia. En esa línea, Nora destacó que “se formó un lindo grupo, teniendo en cuenta que no se conocían entre sí. Y eso es fundamental si tienen que trabajar posteriormente en una cooperativa, porque ya comienzan a reconocer en qué habilidad se destaca cada una, y qué rol podrían cumplir”.

“Ponen lo mejor en cada cosa que hacen, y usan habilidades que ya tenían como el bordado a mano o el tejido crochet por ejemplo, que le dan una terminación tan linda a los trabajos, y son manualidades que se están perdiendo. En los cubos didácticos cada una hizo algo distinto y le dio un toque personal”, contó orgullosa la docente.

Relacionado:



SALTA 2951 - S3000CMK
Santa Fe, Argentina

0800 777 5000

ATENCIÓN CIUDADANA
[email protected]


Redimensionar imagen
Contraste