Los engranajes de la Fábrica Cultural comenzaron a rodar en el Molino Franchino

Los engranajes de la Fábrica Cultural comenzaron a rodar en el Molino Franchino

266 Vistas

El Gobierno de la ciudad realizó un aporte en equipamiento y materiales para las obras de puesta en valor del histórico edificio que realizó la Provincia. Para el intendente Barletta, la refuncionalización del espacio, al igual que aquellos que han sido recuperados con los fondos propios del Municipio,“ratifica la voluntad por trabajar por una ciudad mejor” y harán que “el año del Bicentenario quede en la memoria de todos los santafesinos”.

El gobernador Hermes Binner y el intendente Mario Barletta encabezaron anoche la inauguración de la primera etapa de las obras de puesta en valor y refuncionalización realizadas por el gobierno provincial sobre el histórico edificio de Bv. Gálvez, donde funcionó el complejo industrial harinero. Con una inversión de más de 12 millones de pesos, el viejo Molino Franchino ya muestra su nueva fisonomía destinada a albergar expresiones didácticas y expositivas vinculadas al diseño; comprende además, un multiespacio para una escuela de artes y oficios.
El acto se desarrolló en el patio principal del Molino. Participaron la vicegobernadora Griselda Tessio; la totalidad de los integrantes del gabinete provincial, así como los secretarios del Gobierno de la ciudad, concejales y legisladores. También estuvieron presentes monseñor José María Arancedo, quien realizó una invocación religiosa, y demás invitados especiales; entre ellos, los responsables de planificar y llevar adelante la construcción de lo que será un espacio para la cultura. Todos, confundidos con una masiva concurrencia de vecinos que pudieron disfrutar de la particular manera de inaugurar el edificio, que se pobló de actores, músicos y bailarines, cobijados bajo las “bóvedas cáscara”, desarrolladas en la década del 40 por el arquitecto Amancio Williams.
Juegos de luces y proyecciones en la fachada del Molino fueron parte de la recepción, que estuvo a cargo de los artistas, cuya vestimenta y actuación fueron especialmente diseñadas para mostrar la actividad que albergará la “Fábrica Cultural”.

Cultura, trabajo y producción

El único orador fue el gobernador Hermes Binner. Al comenzar su intervención incidió que “es un momento importante para rendir cuentas y asegurarles que estamos felices con todo lo que se está realizando en la ciudad y la provincia”. En este sentido, el mandatario provincial remarcó las obras que el Gobierno de la ciudad desarrolló en materia de prevención del riesgo hídrico; al respecto, indicó que gracias a las “obras de infraestructura realizadas en puntos estratégicos de Santa Fe, fundamentalmente aquellas que están destinadas a prevenir los desastres de las inundaciones, hoy están todos los motores de las bombas, los desagües, los reservorios, en definitiva, todo lo que asegura la seguridad de nuestra capital está en óptimas condiciones para garantizar que no volverá a suceder lo que tiempo atrás castigó a esta ciudad”.
Además, destacó los intensos trabajos que se están llevando adelante en los campos de la salud y la educación, y concluyó sosteniendo que “no podíamos hacer menos en materia de cultura”. Por eso es que se decidió “celebrar el Bicentenario en nuestra capital a partir de unas obras extraordinarias que tienen que ver con la cultura de toda la región, como es la recuperación del Molino Franchino y como será la recuperación de La Redonda”.
En torno al tema convocante de la noche, el gobernador sostuvo que “el Molino tiene una rica historia que data de fines del siglo XIX y que tiene que ver con el trabajo y la producción de harina para hacer pan, elemento fundamental de las mesas de los santafesinos. Este edificio simboliza esto: las ruedas del trabajo que giran permanentemente en base a la combinación del campo con la ciudad, en función del hecho de saber que el trabajo es la base del crecimiento”. Por ello, la Fábrica Cultural “será un espacio en el que se desarrollarán una serie de actividades que tienen que ver con la utilización de la cultura como un hecho trascendente para desarrollar el trabajo. Somos impulsores de la cultura del trabajo y, por eso, este proyecto integrará múltiples facetas vinculadas al arte y la producción. Además de trabajar con materiales concretos, como metal, maderas y telas, El Molino será terreno de aprendizaje de nuevas tecnologías y, en otra instancia, se preparará todo para que comience a funcionar la fábrica de pan”.
Binner cerró su discurso con una reflexión: “es preciso que abramos camino a las actividades gestadas desde la creatividad y el desarrollo; es necesario crear y proyectar, porque lo que sirve es mirar hacia el futuro, esto es lo único que posibilita el avance de nuestros pueblos”. Por ello, “es necesario que trabajemos intensamente para ofrecer un legado valedero a nuestros niños y jóvenes; es imperioso que comprendan la importancia de conocer las complejidades de los procesos, de que también vean de qué manera se trabaja, para que luego aprendan a hacer, a crear y a inventar. Es lo que les permitirá seguir trabajando por una sociedad mejor. Y a esto apunta ‘El Molino Fábrica Cultural’ que desde esta noche queda abierto a todos los santafesinos”.

Año histórico para la ciudad

Por su parte, el intendente Mario Barletta se refirió a la trascendencia de la obra para Santa Fe. “Este espacio que la ciudad recupera viene a ratificar un año muy especial”, por cuanto “si bien la tarea se comenzó hace tres años, en el 2010 se pusieron todos los esfuerzos, se dieron las condiciones y se establecieron los principios por trabajar por una ciudad mejor y ello se está poniendo a la vista”, subrayó.
El mandatario destacó especialmente las palabras del gobernador cuando en su discurso mencionó las obras encaradas por la provincia y el municipio, “para que Santa Fe sea una ciudad más previsible, mejor preparada frente a los fenómenos hídricos, así como los proyectos vinculados a la salud”.
Barletta también remarcó que “la recuperación de tantos espacios, como la Estación Belgrano, el Mercado Norte y el Molino Marconetti”, donde el Municipio ha puesto sus esfuerzos, así como el Molino Franchino y La Redonda y el Parque Federal, cuya inauguración está prevista para el 29 de diciembre, “harán que el año del Bicentenario quede, sin dudas, en la memoria de todos los santafesinos”.
Para el intendente, la importante convocatoria de vecinos, que se dieron cita anoche para la inauguración, “habla a las claras que los santafesinos ya nos hemos empezamos a apropiarnos de la nueva Fábrica Cultural”.

En escena

La inauguración también tuvo su faceta escénica; la apertura de esta Fábrica Cultural convocó a un centenar de artistas que ofrecieron performances de danza aérea, teatro, música, animación y proyecciones. Así, la fachada del ex Molino Franchino fue escenario no convencional para los movimientos de los bailarines de la compañía de danza aérea de Brenda Angiel, precursora de la disciplina nivel mundial, que “redescubrió rincones inadvertidos convocando a los espectadores desde la sorpresa y el dinamismo”. Suspendidos de arneses y sogas, los bailarines traspasaron los límites de la danza, proponiendo un juego visual que resignifica a los cuerpos y abrió una nueva dimensión artística. Finalmente, luego de que se permitió el paso de los vecinos a la Fábrica para que la recorran, el destacado grupo La Bomba de Tiempo desplegó sus tambores en una fiesta de percusión al aire libre que bajó el telón a una noche importante para la historia de la ciudad.

Relacionado:



SALTA 2951 - S3000CMK
Santa Fe, Argentina

0800 777 5000

ATENCIÓN CIUDADANA
[email protected]


Redimensionar imagen
Contraste