fbpx
Espíritu Traidor: cuatro noches que Santa Fe no va a olvidar

«Espíritu Traidor»: cuatro noches que Santa Fe no va a olvidar

89 Vistas

El musical producido por el Gobierno de la Ciudad debutó con cuatro funciones a sala llena, y localidades agotadas en la presentación de este domingo. El grupo de más de 40 actores, cantantes, bailarines y músicos en escena, dirigidos por Rubén Viani, fue ovacionado por el público que se dejó sorprender por la puesta y los acompañó cada noche.

Una química poderosa y tangible dominó las tablas de la sala mayor del Teatro Municipal 1° de Mayo durante las cuatro funciones de “Espíritu Traidor”. La propuesta resultaba prometedora para un público diverso, a partir de una combinación potente de más de 40 artistas de gran trayectoria y jóvenes talentos del teatro local, la danza y la música. Todos convocados por un proyecto que los desafiaba por igual a incorporar nuevas herramientas para contar una historia a través de un código complejo y exigente, como es el de la comedia musical. Todos con una gran pasión y entrega al proyecto, conformando un grupo humano, donde unos y otros compartieron los secretos del oficio conocido y desarrollaron nuevos recursos.

Tras un exitoso estreno el jueves, la obra generó un interés creciente por parte del público santafesino, y la recomendación empezó a circular “de boca en boca”, de manera que cada nueva función superaba en número al público de la anterior, hasta llegar con localidades agotadas a la presentación de anoche.

En cada función, los espectadores se dejaron llevar por los artistas a través de escenas cargadas de emotividad, humor y sorpresa; en las que el teatro se vivió como juego, como encuentro y como una herramienta potente de comunicación e identidad cultural.

El Gobierno de la Ciudad asumió la producción integral de la obra, invitando al destacado actor, profesor de teatro y director de actores, Rubén Viani para esta apuesta inédita en el teatro musical santafesino, por su magnitud y originalidad. Joaquín Bonet escribió la obra tomando como punto de partida la comedia “Sueño de una noche de verano”, de William Shakespeare.

La alquimia de este equipo creativo incorporó como elemento vital para el dinamismo de la obra y los diferentes climas por los que atraviesa, la música compuesta -y dirigida desde el foso del teatro- por Francisco Martínez Castro. Junto a ellos se desempeñaron en roles claves: Barby Ostrovsky en coreografía, Magalí Acha en el diseño de escenografía, Lucía de Frutos en diseño de vestuario, Guillermo Pérez en el de sonido, el propio Viani junto a Oscar Peiteado en el diseño de luces; y Melisa Guerrero y Gastón Gerstner en las caracterizaciones. Entre los roles creativos se destacaron también la asistencia de dirección de Gustavo Palacios Pilo; Alicia Ortiz y Cecilia Romero Kucharuk, en la asistencia de coreografía; y Juan Candioti, en la asistencia de dirección musical. Todos ellos, profesionales destacados de nuestra ciudad que apuntalaron los ensayos del elenco, sosteniendo las pautas de trabajo que marcaban el director general, la coreógrafa y el director musical.

 

Aprendizaje y felicidad

 

Minutos después de que el telón pusiera fin a la última de cuatro funciones, la secretaria de Cultura, Patricia Pieragostini, destacó “la dirección de Rubén Viani, en lo profesional y lo humano. Haber llegado a esta puesta con los tiempos en los que se trabajó habla de él como un profesional extraordinario. Por eso merece ser destacado junto a los creativos que lo acompañaron, con los que integramos un solo equipo”. Asimismo, agradeció “a los artistas, a los técnicos del Teatro, a todos los que hicieron posible que este proyecto se llevara a cabo. Estamos realmente orgullosos de nuestros artistas locales”.

En esa misma línea, la funcionaria valoró el proceso por el cual, desde el año 2008, el Gobierno de la Ciudad produjo diferentes géneros teatrales, en los que los artistas santafesinos han sido protagonistas. “Esta vez abordamos la comedia musical a partir de una del intendente José Corral, de generar algo con los más jóvenes, acompañando un movimiento que existe en nuestra ciudad en torno al género”. Así, remarcó que se involucraron unas 100 personas en total, en los diferentes roles, “y desde la gestión municipal a diferentes secretarías como son las de Obras Públicas y Comunicación, por mencionar algunas”. Y agregó que “todos hemos aprendido muchísimo, incluidos los que estuvimos en la gestión asumiendo la producción de este espectáculo. Esta experiencia fue un gran aprendizaje y eso nos hace felices”.

 

Gracias Santa Fe

 

Todavía emocionado por la entrega del elenco y la ovación del público, Viani expresó que “fue realmente increíble la respuesta de la gente y lo que les pasa a los actores. Nunca vi un grupo de actores, músicos, cantantes y técnicos que venga con tanta felicidad a hacer su función, a pesar de que los hemos citado con mucho tiempo de anticipación”.

“Humanamente pasó algo que trasciende todo. Eso llegó a la platea y el público, y ellos lo devolvieron al escenario. Es una energía circular que emociona. Obviamente queremos quedarnos a vivir en esto. El problema que tenemos es el día después, porque todos los que participamos de esta obra quisiéramos que dure para siempre. La vida tiene que continuar y ésta ha sido una experiencia maravillosa”, agregó. Para agradecer nuevamente “a Gustavo Nardi, a la secretaria Patricia Pieragostini, al intendente José Corral, que hizo esta apuesta gigante y a todo lo que es cultura de Santa Fe, porque sin ellos hubiese sido imposible hacer este espectáculo”.

 

Amor y entrega

 

El trío protagónico integrado por Tavo Angelini (Redo Arias), Luciana Tourné (Florencia) y Rubén von der Thüsen (Martín) también expresó esa gran comunión entre artistas y público, que tanto emocionó en cada función: “Esta experiencia se resume con la palabra amor”, dijo Tourné. “Fueron cuatro días muy intensos, de mucha alegría y entrega, del público hacia nosotros y desde nosotros hacia ellos. Fue maravilloso”.

Por su parte, von der Thüsen manifestó que “Espíritu Traidor implicó haber trabajado con Luciana Tourné y Tavo Angelini, y haberme conocido a mí mismo en otra faceta de mi trabajo. Eso ha sido increíble, lo mismo que trabajar con toda esta gente maravillosa del Teatro, los bailarines, los cantantes y todo el equipo”.

Finalmente, Tavo Angelini resumió la vivencia, destacando “la unión, el trabajo, la proyección de seguir adelante pese a todo, el estar juntos con una meta para lograr. Estoy satisfecho porque lo hicimos y eso es lo más importante”.

 

Espíritu santafesino

 

Junto a ellos, brillaron sobre el escenario Lucas Ranzani (Oreja), Camilo Céspedes (Morsa), Demián Sánchez (Ladri), Juan Candioti (Espinillo), Federico Celario Ocampo (Vetusto), Daniela Romano (Tiziana), Magalí Airala (Aldana), Martina Ponce Couré (Rocío), Guillermo Ibáñez (Johnny), Julián Reynoso (Leo), Marisa Oroño (Marta) y Mirta Rossi (Edna).

El ensamble de bailarines lo integraron Yasmin Ríos Satuf, María Jimena Gómez, María Eva Papaleo, Julieta Taborda, Mariel Barcos, Lucila Balocco, Cecilia Romero Kucharuk, Juan Pablo Porretti , Federico Wild, Franco Benítez, Maximiliano Sena, Matías Forconi, Francisco Machado y Francisco Aguirre.

Desde el foso, sonaron las voces de los ‘pit singers’ Mauricio Oromez, Agustín Ferrero, Elizabeth Schmidhalter, Luciana Braunstein y Lorena Niere; mientras que la música fue interpretada en vivo por María Fernanda Lagger y Pablo Marcelo Aristein en saxo, Luisina María Gioria en flauta, Luciano Stizzoli en el piano, Nicolás Yozía en guitarra, Alexander Russell White en bajo, Hugo García en la batería y Julia Avvedutto en cello.

 

Producción local

 

Repitiendo la experiencia exitosa de la puesta de la Zarzuela “Luisa Fernanda” en 2013, se realizaron en el Teatro Municipal la escenografía, vestuario y diseño de luces, entre otros aspectos escenotécnicos. Dafne Aidoni se desempeñó como asistente de escenografía; Mercedes Barone asistió en el diseño de vestuario, y la colaboración de Marité Quiroga y Evelin Medina. La realización escenográfica estuvo a cargo de Leonardo Rusillo, David Lencina y Melisa Guerrero, con un importante apoyo por parte de los Talleres Municipales. Facundo Bordas y Lautaro Malato trabajaron para esta producción como luthiers, en la realización de instrumentos que requiere la puesta.

Es importante señalar que esta producción del Gobierno de la Ciudad contó con el auspicio de Hotel Río Grande, Tregar, New Style, Cerveza Santa Fe y Escuela de Comedia Musical Bla!

Relacionado:



SALTA 2951 - S3000CMK
Santa Fe, Argentina

0800 777 5000

ATENCIÓN CIUDADANA
[email protected]


Redimensionar imagen
Contraste