fbpx
SOS Música protagonizó el Festival de Orquestas Infanto-Juveniles de Chascomús

SOS Música protagonizó el Festival de Orquestas Infanto-Juveniles de Chascomús

185 Vistas

Chicos de las escuelas Falucho y Gálvez compartieron diez intensas jornadas de estudio con cerca de 600 chicos de cinco países de Latinoamérica. En el cierre del Festival, los pequeños músicos realizaron una visita de honor al Senado de la Nación y ofrecieron un concierto en el Teatro Coliseo de Buenos Aires. “Fue una experiencia increíble que marcará un antes y un después” en sus vidas, coincidieron.

Diez pequeños músicos de las orquestas infanto-juveniles del Proyecto SOS Música que lleva adelante el Gobierno de la Ciudad, fueron protagonistas del III Festival de Orquestas Infanto-Juveniles “Argentina 2010”. Este internacional y reconocido encuentro se desarrolló en Chascomús, del 18 al 27 de febrero, y se consagró a la celebración del Bicentenario de nuestra Nación y de otros cuatro países latinoamericanos. En total, contó con la participación de cerca de 600 chicos de las provincias argentinas y, además, de Chile, Colombia, México y Venezuela. Todos estos Sistemas de Orquestas estuvieron acompañados por sus profesores y coordinadores.

Según explicaron desde la Fundación Sistema de Orquestas Infantiles y Juveniles de Argentina, “el Festival se desarrolló bajo un paradigma compuesto por tres ejes que guían el proyecto general: lo social, educativo y cultural. Fue una experiencia única de intercambio y aprendizaje cultural en su más amplio sentido”. Vale destacar que, al igual que en las dos primeras ediciones (2005 y 2007), el encuentro contó con la colaboración de la mundialmente reconocida Fesnojiv y de su fundador, el maestro José Antonio Abreu.

 

 

La emoción, en perspectiva

 

Gustavo Nardi, coordinador de SOS Música, realizó un balance respecto de lo vivido en tierra bonaerense. “Teniendo en cuenta la edad de estos niños (entre 8 y 12 años), es valiosísima la respuesta que ofrecieron a tan exigente ritmo de trabajo, siempre con alegría y una disciplina ejemplar. Además, es interesante tener en cuenta que, como estaban divididos en dos grupos de orquestas -infantil y juvenil-, en los ensayos cotidianos no sólo compartían un espacio general sino un atril con alrededor de 300 chicos de diferentes lugares de nuestro país y de Latinoamérica”. Siguiendo esta línea, Nardi reflexionó que “para unos niños que nunca salieron de su entorno familiar más inmediato, ha sido un enorme desafío no sólo por desplazarse a un lugar desconocido, sino también por integrarse en un medio totalmente diferente, compartiendo nuevas experiencias siempre a partir del denominador común de la música como punto de encuentro”.

Refiriéndose a lo estrictamente musical, remarcó que “se trabajó intensamente durante cada día. Fueron jornadas de estudio y perfeccionamiento que, sin dudas, generaron un crecimiento específico en cada uno de los chicos y que los signará en el largo plazo”. En este sentido, explicó que los niños “recibieron innumerables e invalorables consejos de excelentes profesores venezolanos y de nuestro país. Además, vieron de cerca el trabajo de sus pares más grandes y comprendieron cuál puede ser su rendimiento en un futuro cercano si trabajan con tesón y entusiasmo”.

Finalmente, Nardi confesó que fue “emocionante ver cómo observaban de cerca tocar a los integrantes de la Orquesta Juvenil: estaban asombrados, casi no podían creer lo que eran capaces de tocar. Estamos convencidos de que este encuentro marcará un quiebre en la vida de los chicos y en las de cada uno de los que conformamos SOS Música. Nos ha llenado de energía y, por sobre todas las cosas, nos ha demostrado que no estamos equivocados apostando y facilitando los medios para que nuestros niños, que poseen un enorme talento, tengan su oportunidad”.

 

 

Trabajo intenso

 

En la jornada inicial, como apertura del Festival se realizó un multitudinario desfile por la Costanera de Chascomús, del que participaron los casi 600 chicos que protagonizaron este mega encuentro; culminando este acto de apertura con un concierto ofrecido por la Camerata de la Orquesta-Escuela de Chascomús en la Plazoleta Atilio Bramuglia.

En los días sucesivos el trabajo intenso con los pequeños músicos y los profesores ganó terreno en la programación. Divididos en dos grupos de orquestas se llevaron a cabo talleres por instrumento y por filas, se trabajó en la afinación y en el estudio de las partes orquestales.

 

 

Conciertos de cierre

 

Los puntos más altos del internacional encuentro se vivieron en las últimas dos jornadas de programación, cuando el gran cuerpo de trabajo culminó las actividades con dos megaconciertos. El primero lo ofrecieron el viernes por la noche en Chascomús; fue un espectáculo multitudinario del que participaron la Camerata de la Orquesta-Escuela de de la ciudad anfitriona y el resto de las orquestas infantiles y juveniles. Según narró Nardi, el concierto “terminó convirtiéndose en una fiesta de la música, cuando los 600 chicos interpretaron todos juntos el ‘Himno a la Alegría’, de Ludwig van Beethoven”. Al otro día, tras visitar el Congreso de la Nación, repitieron el emotivo megaconcierto, pero en el Teatro Coliseo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

 

 

Por la puerta grande

 

En la jornada de cierre del Festival los cientos de chicos y jóvenes, acompañados por sus docentes y coordinadores, protagonizaron una visita de honor al Senado de la Nación. La iniciativa de esta recepción contó con fuerte apoyo del secretario General de Cultura del Senado, Pedro Marabini, y de los presidentes de las Cámaras de Diputados y Senadores, Eduardo Fellner y Julio Cobos, respectivamente, quienes, según se informó, procuraron que los pequeños músicos “ingresen al emblemático edificio por la puerta principal”. Ya en el recinto, a cada uno se le entregó un diploma en reconocimiento a su participación en el Festival y, luego, en las escalinatas del Congreso entonaron las estrofas del Himno Nacional.

 

 

En pleno crecimiento

 

Vale recordar que el Proyecto SOS Música se inscribe en el Programa Arte y Comunidad que lleva adelante la Secretaría de Cultura del Gobierno de la Ciudad. Consiste en la formación de orquestas infanto-juveniles en escuelas santafesinas. En este momento, se desarrolla en tres núcleos diferentes: Escuela Gálvez, Escuela Falucho y Escuela Malvinas Argentinas. En 2010 se prevé crear tres nuevos espacios y el año próximo generar dos más; de esta manera, SOS Música abrazaría todos los distritos de la ciudad.

En la esencia del Proyecto, algunos de los objetivos son despertar vocaciones entre los participantes y fortalecer vínculos con los espacios y propuestas culturales de la ciudad. Recordemos que, además de los conciertos que han brindado en otros establecimientos educativos, una selección de la orquesta de SOS Música subió a escena del Teatro Municipal 1º de Mayo, junto a la Banda Municipal y el solista Juanjo Cura, para protagonizar el concierto conmemorativo por el 436º Aniversario de Santa Fe.



SALTA 2951 - S3000CMK
Santa Fe, Argentina

0800 777 5000

ATENCIÓN CIUDADANA
[email protected]


Redimensionar imagen
Contraste