fbpx

Operativos de control: 31 casos de alcoholemia positivos durante el fin de semana

107 Vistas

En el marco de los controles de tránsito que se realizaron desde las 21 del jueves y hasta las 8 de hoy, se retuvieron 60 vehículos, entre los que hubo 25 automovilistas y 6 motociclistas con elevado índice de alcohol en sangre.

Un total de 65 vehículos (40 autos y 25 motos) fueron retenidas durante el fin de semana en el marco de los operativos de tránsito que lleva adelante el Gobierno de la ciudad.

Desde la Secretaría de Control se detalló que las retenciones se debieron a falta de uso de casco, irregularidades en la documentación y elevado índice de alcohol en sangre.

Los operativos se desarrollaron en toda la ciudad, en las principales avenidas y en la Costanera santafesina.

Según se informó, entre los 20 motovehículos retenidos hubo 6 casos de alcoholemia positiva; y entre los 40 automóviles retenidos, se detectaron 25 casos de alcoholemia positivos.

El resto de las retenciones se produjeron por falta de documentación y por la violación al artículo 104 de la Ley Provincial de Tránsito, que establece que quien produce una maniobra que puede afectar a terceros o a su propia persona, está incurriendo en una “conducción peligrosa”, por lo que cabe la retención del vehículo y la detención de la persona. Allí, deberá intervenir el Juez de Faltas de la Provincia, que podría llegar a disponer una pena de hasta 6 meses de arresto.

Funcionarios de la Secretaría de Control enfatizaron que este tipo de controles tiene como objetivo garantizar el efectivo cumplimiento de las normas dentro del ámbito municipal, como método para disuadir la ejecución de conductas que pongan en riesgo la integridad física y de los bienes de los ciudadanos.

 

 

Precaución

 

Como se sabe, el límite de alcohol en sangre que un individuo puede tener para poder conducir está establecido en 0,50 gramos por litro, una medida que -en líneas generales- equivale a una copa de vino o dos vasos de cerveza.

Los controles que lleva adelante el Gobierno de la ciudad se desarrollan en la vía pública y se realizan al azar.

El procedimiento de rutina consiste en solicitar al conductor que sople en una pipeta previamente esterilizada, que es retirada de su envoltorio en presencia de la persona a testear. Esa pipeta se coloca en el alcoholímetro, y se le hace soplar con fuerza por tres segundos. Ese procedimiento realizado en el alcoholímetro arroja un resultado que, sumado a un examen de las conjuntivas, de la dicción, expresión y coordinación de la persona, indica con precisión si está en condiciones de seguir manejando o no.



SALTA 2951 - S3000CMK
Santa Fe, Argentina

0800 777 5000

ATENCIÓN CIUDADANA
[email protected]


Redimensionar imagen
Contraste