fbpx
Proyectan sumar un nuevo "Justo" al Paseo que les rinde homenaje en la Costanera Oeste

Proyectan sumar un nuevo «Justo» al Paseo que les rinde homenaje en la Costanera Oeste

378 Vistas

Se trata del suizo Carl Lutz, quien mientras fue viceconsul para su país en Bubapest ayudó a salvar la vida de más de 62.000 personas del exterminio sistemático que significó el Holocausto. El intendente José Corral, junto al secretario General, Carlos Pereira, y el presidente de la DAIA Santa Fe, Horario Roitman, acordaron sumar su nombre Paseo de los Justos de las Naciones, ubicado en la costanera santafesina.

 
 
El Paseo de los Justos entre las Naciones constituye uno de los espacios públicos que distingue a la ciudad de Santa Fe, por ser el único en el interior del país destinado a rendir honor a aquellas personas que prestaron ayuda de manera altruista y singular para salvar de miles de personas durante la persecución emprendida por el régimen nacionalsocialista del Tercer Reich alemán antes y durante la Segunda Guerra Mundial.
Hasta ese lugar, ubicado sobre la Costanera Oeste, llegaron el intendente José Corral, junto al secretario General, Carlos Pereira, y el presidente de la DAIA Santa Fe, Horario Roitman. Tras recorrer el paseo, que fuera sede este año del acto nacional en Memoria de las Víctimas del Holocausto, intercambiaron ideas y propuestas en torno a la incorporación del "Justo" número 31, al paseo que hoy ya rinde homenaje a 30 personas de distintas nacionalidades.
Se trata de Carl Lutz, quien como viceconsul Suizo en Bubapest desde 1942 hasta el final de la Segunda Guerra Mundial, gracias a su accionar salvó la vida de más de 62.000 personas, evitando su traslado a los campos de exterminio nazis. Para ello, está previsto la incorporación de su nombre a las placas donde están inscriptos los 30 justos reconocidos, junto a la plantación de un ejemplar de cerezo en el Paseo.

Reconocimiento

El intendente José Corral manifestó que "con motivo de una muestra homenaje a Carl Lutz que se presentará en nuestra ciudad, nos pareció oportuno sumar su nombre al Paseo de los Justos entre las Naciones. Gracias a su entrega, con sus negociaciones y arriesgando su vida, logró salvar la vida de más de 62.000 judíos. A esto hay que valorarlo y reconocerlo, pero también contarlo a las jóvenes generaciones".
Asimismo, indicó que la incorporación "de este nuevo Justo al Paseo lo hemos pensado, junto con las autoridades de la DAIA, para concretarlo en ocasión de la visita del propio embajador suizo a nuestra ciudad, prevista para el mes de noviembre". En este sentido valoró "el acompañamiento de la comunidad judía, en la persona de Horacio Roitman, con quién coincidimos en este hecho de sumar a Lutz a nuestro Paseo de los Justos entre la Naciones".
Cabe señalar que Suiza preside durante el 2017 la Alianza Internacional para la Memoria del Holocausto (IHRA). Por esa razón, la Embajada Suiza está realizando homenajes y disertaciones, entre ellas la muestra homenaje a Carl Lutz, que ya se presentó en distintos puntos del país y que visitará la ciudad de Santa Fe.

Espacio emblemático
Más adelante, el mandatario local destacó la relevancia de este lugar que "recuerda a seres humanos comunes, que ante la barbarie del Holocausto tuvieron la noble actitud de nadar contra la corriente y arriesgar sus vidas para salvar a otros seres humanos. Pero además, para nosotros es motivo de orgullo contar con un espacio como este, que nos distingue en el país, y el que nos enseña que es nuestro deber no permanecer indiferentes frente al sufrimiento del prójimo. Que es nuestro deber ayudar al otro cada vez que podemos, aún cuando implique arriesgar nuestras vidas tal como lo hicieron los Justos”, resaltó.

En esa línea, aprovechó para recordar el origen del Paseo que "surgió por iniciativa de una docente y de un grupo de alumnos de la escuela Bialik que comenzaron con esta idea y después tomó el Concejo Municipal que lo aprobó por unanimidad. Pero después, junto con a comunidad judía de Santa Fe y el propio Municipio, se transformó en una realidad".
Carl Lutz
Nacido el 30 de marzo de 1895 en Walzenhausen (Suiza), Carl Lutz ; fue el primer suizo en ser nombrado Justo entre las Naciones en el año 1965, en virtud de las miles de vidas inocentes salvadas desde el año 1942 hasta el final de la Segunda Guerra Mundial, mientras se desempeñó como viceconsul Suizo en Bubapest.
Durante ese tiempo, a través de negociaciones con los nazis y con el gobierno colaboracionista de Done Sztojay, Lutz consiguió el permiso para emitir cartas de protección a 8.000 judíos húngaros para emigrar a Palestina. Utilizando un engaño, él y su grupo de colaboradores emitieron miles de cartas de protección adicionales.
Para 1943, en colaboración con la Agencia Judía en Palestina, había ayudado a 10.000 niños y jóvenes judíos a emigrar a la tierra que en 1948 sería el Estado de Israel. Un lugar muy familiar para él, ya que ahí mismo se había desempeñado como cónsul suizo entre 1935 y 1940. Durante la Segunda Guerra Mundial, murieron más de medio millón de judíos húngaros. Solo sobrevinieron 130.000. Se estima que Carl Lutz salvó a 62.000. Este número lo convierte en la operación de salvataje más grande.

Único en Argentina
Ubicado en un área estratégica dentro de la ciudad por su valor paisajístico, en un entorno natural al borde de la Laguna Setúbal, frente al Parque de los Niños; el Paseo de los Justos por las Naciones está definido por un trazado permeable que invita a recorrer senderos que atraviesan treinta ejemplares (uno por cada Justo) de la especie Prunus Pissardi (cerezo), dispuestos en grupos, sobre taludes contenidos con bordillos de hormigón.

Cabe señalar que los treinta justos, a los que se sumará Carl Lutz, que fueron elegidos por alumnos de la Escuela Bialik y están representados en el espacio son: Varian Fray, de Estados Unidos; Gilberto Bosques, de México; Arturo Castellanos, de El Salvador; Diplomático Manuel Antonio Muñoz Borrero, de Ecuador; Luiz Martins de Souza Dantas, de Brasil; María Edwards Mac-Clure, de Chile; Arístides de Sousa Mendes, de Portugal; Eduardo Propper de Callejón, de España; Monseñor Jules-Gérard Saliege, de Francia; Nicholas Winton, de Inglaterra; Andrée Geulen-Herscovici, de Bélgica; Víctor Bodson, de Luxemburgo; Hermine (Miep) y Jan Augustus Gies, de Holanda; Joop Westerwell, de Holanda; Henry Christen y Ellen Margrethe Thomsen, de Dinamarca; Raoul Wallenberg, de Suecia; Anna Borkowska, de Polonia; Irena Sendler, de Polonia; Ona Imaite, de Lituania; Oskar y Emilie Schindler, de Alemania; María Olt, de Hungría; Ezio Giorgetti, de Italia; Nuri y Devleta Pozderac de Cazin, de Bosnia; Vesel y Fátima Veseli, y sus hijos Refik, Hamid y Xhemal, de Albania; Stojan Bogoja Siljanovski, de Macedonia; Traian Popovici, de Rumania; Pavel y Lyubov Gerasimchik, y sus hijos Klavdiya Kucheruk, Galina Gavrishchuk y Nikolay, de Ucrania; Dr. Mohamed Helmy y Frieda Szturmann, de Egipto; Feng-Shan Ho, de China; y Sempo Sugihara, de Japón.
 
Significado
Justos entre las Naciones es una expresión del judaísmo empleada para referirse tradicionalmente al conjunto de aquellas personas de confesión no judía que merecen consideración y respeto por observar una conducta moral acorde con los Siete preceptos de las naciones y a los que, según esta creencia, les espera una recompensa Divina. Tras la constitución del Estado de Israel, esta expresión también designa de manera oficial a un programa de reconocimiento y distinción aprobado mediante una ley de 1953 por Parlamento israelí, y desarrollado a partir de 1963 por el Yad Vashem, la Institución creada para honrar a las víctimas y los héroes del Holocausto o Shoá, con el objeto de rendir el máximo honor a aquellas personas que, sin ser de confesión o ascendencia judía, prestaron ayuda de manera altruista y singular a las víctimas, por su condición de judíos, de la persecución emprendida por el régimen nacionalsocialista del Tercer Reich alemán y otros afines en Europa con anterioridad y durante la Segunda Guerra Mundial.
Estas personas reciben el título de “Justo entre las Naciones” o “Justo”, que se les otorga, junto con otros privilegios, en nombre del Estado de Israel y del “pueblo judío”, en forma de un diploma certificado y de la denominada “Medalla de los Justos” en la cual, una inscripción remite a una frase del Talmud que simboliza la fe en la Humanidad: “Quien salva una vida salva al Universo entero”.
 


SALTA 2951 - S3000CMK
Santa Fe, Argentina

0800 777 5000

ATENCIÓN CIUDADANA
[email protected]


Redimensionar imagen
Contraste