fbpx

Seguridad Vial: instalan cinemómetros en las avenidas Blas Parera y Peñaloza

135 Vistas

Los nuevos dispositivos se instalaron en las intersecciones de Blas Parera y Cogorno, y en avenida Peñaloza y Huergo, para controlar que los conductores no excedan el límite de 60 km/hora para circular. La utilización de esas herramientas probaron su efectividad en la Costanera Oeste, donde la cantidad de multas labradas por exceso de velocidad entre los años 2010 y 2012, se redujeron en un 85 %.

En los próximos días comenzarán a funcionar dos nuevos cinemómetros en la ciudad, que ya cuentan con la habilitación correspondiente por parte del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), dependiente del Ministerio de Industria de la Nación. Los dispositivos fueron colocados y debidamente señalizados en avenida Blas Parera al 9.900, en su intersección con calle Cogorno; y en Ángel Peñaloza al 5.700, en el cruce con Huergo. En ambos puntos del Norte de la ciudad se podrá medir en tiempo real la velocidad de los vehículos, con el objetivo de controlar que los conductores respeten los límites vigentes.

Así, cuando un vehículo supere en esas zonas los 60 km/h, la infracción será penalizada según la Ordenanza Nº 7.882, con multas diferenciadas de acuerdo con la cantidad en que se exceda el límite de velocidad: si el conductor supera hasta 20 km/h el límite, la multa mínima es de 620 pesos; si se excede entre 20 y 40 km/h, abonará como mínimo 980 pesos; y 1.440 pesos, si transita a más de 40 km/h por encima del límite establecido.

 

Proceso de urbanización

 

En el caso de Blas Parera, la decisión de instalar un cinemómetro se da en el marco de una serie de intervenciones que se iniciaron tras la habilitación de la Circunvalación Oeste; y que junto con los cambios en la fisonomía de esa arteria, pretenden revertir una tendencia histórica en esa vía, donde se registraba el mayor índice de accidentes de tránsito. Al definir cada una de las mejoras ejecutadas en la zona se priorizó el criterio de que resulten compatibles con las actividades comerciales y barriales que se desarrollan en las inmediaciones, sin perder de vista que esa arteria forma parte de la red vial primaria y de las avenidas troncales más importantes de Santa Fe.

Vale recordar que desde la habilitación del tercer tramo de la Circunvalación, en mayo de 2012, el Municipio realizó trabajos de bacheo, forestación, y recuperación del cantero central.

En materia de seguridad vial, los controles y dispositivos de ordenamiento del tránsito vehicular se implementaron  para disminuir conductas riesgosas. En primer lugar, se redireccionó el tránsito pesado que antes circulaba por Blas Parera hacia la nueva Circunvalación. La medida se concretó a través de un trámite que las empresas de transporte realizan en forma personal en la Secretaría de Control, o vía mail a la dirección [email protected] De esa manera, los camiones reciben una Hoja de Ruta que deben renovar cada 180 días, y cuyo cumplimiento es controlado por inspectores de tránsito.

Además, se colocaron dos semáforos en la intersección de la avenida con J. R. Méndez y Chaco, y reductores de velocidad en Blas Parera y Misiones.

En esa línea, el secretario de Control, Ramiro Dall’Aglio enmarcó la colocación del cinemómetro en ese proceso de urbanización de la avenida: “Con los controles para separar el tránsito pesado pudimos bajar de 1.200 camiones que circulaban por Blas Parera diariamente, a 80 que lo hacen actualmente”, precisó. Y explicó que “esa disminución del tránsito pesado generó un incremento en las velocidades con que circulan otros vehículos, por lo que decidimos instalar el cinemómetro para que no se exceda la velocidad máxima en una zona que se quiere urbanizar”. Por ese motivo, previamente, y hasta que el cinemómetro fijo esté en funcionamiento, se utilizaron dispositivos móviles para supervisar los límites de velocidad, en una tarea conjunta con la Universidad Tecnológica Nacional regional Santa Fe.

 

Efectividad

 

Desde 2010 hasta la fecha, el Municipio había incorporado otros tres dispositivos que funcionan en Avenida Aristóbulo del Valle al 8.900, en la Costanera Oeste; y más recientemente en Avenida Alem, elegidos estratégicamente porque en esas vías se reiteraban infracciones a los límites de velocidad vigentes. En ese sentido, vale recordar que en la avenida Aristóbulo del Valle, lo mismo que en Peñaloza y Blas Parera, los vehículos no deben exceder los 60 km/hora; mientras que en la avenida Almirante Brown, ese límite está fijado en 50 km/h. En tanto, para la avenida Alem, se establecieron límites diferenciados: 50 km/h para el tránsito pesado, y 60 para los vehículos livianos.

Al respecto, desde la Secretaría de Control se destacó que entre 2010 y 2012 el cinemómetro de Avenida Almirante Brown permitió reducir en un 85% las infracciones al límite de velocidad, donde se observó que de 23.185 multas labradas en 2010, se pasó a 3.498 en 2012.

En la Avenida Alem se advierte una tendencia similar ya que los primeros cuatro meses de funcionamiento, la cantidad de infracciones pasó de 4.200 a 1.800.

 



SALTA 2951 - S3000CMK
Santa Fe, Argentina

0800 777 5000

ATENCIÓN CIUDADANA
[email protected]


Redimensionar imagen
Contraste