fbpx

Teatro de Títeres Municipal: 45 años de un arte trotamundos

419 Vistas

El elenco celebra el aniversario de su creación con proyectos que buscan revitalizar sus líneas de trabajo, producir nuevas obras y profundizar su pertenencia al Teatro Municipal “1° de Mayo”. Mientras, los titiriteros filman pequeñas escenas, en las que retratan las andanzas de sus personajes más emblemáticos.

El Teatro de Títeres Municipal cumple 45 años. Una trayectoria discontinuada solamente durante la dictadura militar, entre 1979 y 1983, que lo convierte en el elenco titiritero en actividad más antiguo de la capital santafesina. Este aniversario encuentra al grupo en un momento de renovación, con proyectos que marcan nuevos horizontes para su historia. 

Escribir, construir títeres, ensayar, montar escenografías y luces son parte de un oficio integral y milenario que realizan los artistas del elenco. En estas semanas, a esas habilidades propias de la creación escénica sumaron las de filmar y editar videos para llegar a las vecinas y vecinos con pequeñas historias que se difunden en la serie “¿Qué hacemos hoy?”, a través de las redes sociales y el canal de YouTube de la Municipalidad. 

En cada episodio retratan a los personajes de sus obras durante la cuarentena, a partir de situaciones que les sugieren las características de esas criaturas. “Los títeres nos van proponiendo esas historias, nosotros solo tenemos que escucharlas”, afirman. 

Líneas de trabajo

Manuel Venturini, que integra actualmente el Teatro de Títeres Municipal (TTM) junto a Camilo Céspedes, Juan Candioti y Gretel Zapata, define esta etapa como un momento de “refundación” para el elenco del que forma parte hace 11 años. “Estamos orgullosos de ser parte de este grupo que es reconocido en todo el país, en el mundo de los títeres; de que nos toque llevar esta bandera, el recuerdo de 45 años de historia que tenemos que continuar y hacer crecer”, afirma.

Entre los proyectos que trazaron para el corto y mediano plazo, Venturini menciona el estreno de una obra destinada para la primera infancia, un público muy particular para el que están creando una nueva propuesta, que esperan terminar cuando retomen sus actividades habituales en el taller de muñecos y los ensayos. 

Otro objetivo que se plantean es “volver a la Sala Mayor con un espectáculo creado para ese espacio y para público adulto”, que tiene entre otros antecedentes las puestas de “Inodoro Pereyra, el renegáu”, de 1995, a partir de la historieta de Roberto Fontanarrosa; y “Pedro y el lobo”, de 2009, en una versión libre del cuento de Serguéi Prokófiev, que dirigió Jorge Onofri como invitado.

En esa misma línea de trabajo se encuentra el proyecto de crear una visita guiada, que invite a descubrir el edificio del Teatro Municipal, a partir de una ficción protagonizada por títeres. 

Para los próximos años se proponen producir nuevos espectáculos que renueven el repertorio y retomar una iniciativa que se dio con algunas intermitencias, como fue invitar a directores de otras partes del país, ya que eso permite “darle una dinámica distinta al elenco, con la marca personal de un maestro invitado”.

Las calles, plazas, las escuelas, los jardines de infantes y la propia explanada del Teatro Municipal seguirán siendo puntos de encuentro del público con el arte titiritero, con una función clara desde el origen mismo del grupo, que los integrantes actuales reivindican: “acercar el teatro a gente que no lo conoce y que tal vez toma contacto por primera vez a través de los títeres. Que la primera obra que muchas personas ven en su vida, sea la que uno hace como trabajador del Estado es una función importantísima para nosotros, que también tenemos nuestros proyectos personales en el teatro independiente, pero que a veces no tienen la llegada de un teatro oficial, que busca alcanzar a la mayor cantidad de personas de la ciudad”, afirmó Venturini.

Primeros años

“Nos tocó lamentablemente, como en otras efemérides que tenemos en este 2020, celebrar los 45 años del Teatro de Títeres Municipal en esta rara situación de cuarentena, donde los espectáculos con público son de las muchas cosas que no podemos hacer”, dijo el secretario de Educación y Cultura, Paulo Ricci, y agregó citando a los propios titiriteros que este tiempo también será una oportunidad para repensar y hacer de este un momento refundacional de la compañía por la que pasaron tantos referentes del teatro de títeres de Santa Fe. 

En ese sentido, recordó que la trayectoria del grupo se inscribe en una historia muy profusa y rica del teatro de títeres de la ciudad que se remonta a las décadas de 1940 y 1950 cuando Fernando Birri y Paco Urondo, entre otros intelectuales de la historia de la cultura santafesina que después se destacaron en otras artes, hicieron sus primeros pasos como parte de elencos de títeres.

El elenco fue creado por decreto en mayo de 1975, como Teatro Estable de Muñecos de la Municipalidad de Santa Fe. El nombre de Matías Rodríguez (1956-2004) está íntimamente ligado a los comienzos de esta experiencia, ya que con apenas 19 años impulsó la creación del grupo, que en esa primera etapa contó también con Carlos Falco, Gonzalo Palta, Nancy Del Nescier y Nora Carelli. 

El elenco santafesino fue parte de un movimiento muy importante de titiriteros a nivel nacional, cuenta Fabián Rodríguez, hermano de Matías, que se sumó al grupo a comienzos de 1984 y actualmente es coordinador de Programación del Teatro Municipal. De esos años destaca que en 1977 y 1978, se organizaron dos festivales nacionales que reunieron en Santa Fe lo mejor de la escena argentina y algunos invitados extranjeros. 

Fue justamente en la segunda edición que el elenco obtiene una invitación internacional, de la mano del profesor estadounidense Ryan Howard, especialista en cultura hispánica, que recomendó al elenco por su interpretación de “Romances juglarescos españoles”, para que participaran en el Festival Mundial de Arte de los Títeres que se iba a realizar en Washington, en 1980. El viaje se realizó pero con un grupo alternativo ya que el Teatro de Títeres Municipal había sido cerrado, por lo que junto al fundador del elenco, viajaron Marina Vázquez, Fabián Rodríguez, Ethel Ranallo y Osvaldo Klugg, algunos de ellos titiriteros del elenco Trigal del Liceo Municipal de Esperanza, también creado por Matías Rodríguez.

En esa primera etapa se encuentran las semillas de la identidad del grupo, que desde sus inicios planteó espectáculos para niñas y niños, adolescentes y adultos; que giraron por distintos espacios públicos de la ciudad, escuelas y jardines. A lo largo de estos 45 años retomarían numerosas obras del repertorio clásico pertenecientes a titiriteros que tejieron la historia de este arte como Federico García Lorca, Javier Villafañe, Roberto Espina, Quique Sánchez Vera y Lucho Clayssen, entre otros; y autores como José Luis Pagés, Elsa Bornnemann, Fontanarrosa y Enrique Butti.

También se mantuvo vigente la influencia del gran maestro titiritero Javier Villafañe, de quien tomaron inspiración para una sala para funciones de títeres, que funcionó 15 años donde ahora se encuentra el bar del Teatro, y que se llamó Maese Trotamundos, en homenaje a uno de sus más entrañables personajes. De allí también tomaría nombre un festival bianual que realizaron a partir de 2009, con elencos invitados y estrenos de obras.

Lo que fue y lo que será

El año 2009 sería un año clave ya que el TTM pasó a ser un Departamento del Teatro Municipal, lo que formalizó ese vínculo natural y contención. En esa línea, el director del Teatro Municipal, Miguel Novello señaló que la decisión implicó “la jerarquización de todos los integrantes, reconociendo al elenco como algo que identifica a la ciudad, a través de ciclos exitosos como Pasen y vean títeres, con entrada totalmente gratuita, o los festivales que nos permitieron disfrutar de compañías de distintas partes del mundo”.

“Un elenco oficial no compite con el teatro independiente sino que su función es ser un propiciador, marcar un camino en el trabajo de difusión del teatro de títeres que está vinculado con un arte callejero, trashumante. Un elenco estable permite que esto esté vigente y con trabajo permanente y constante en la formación de espectadores, empezando por la infancia”, agrega Fabián Rodríguez. Acerca del futuro del elenco, afirma que tiene un plantel joven, que puede plantear su propio perfil: “En este momento el Teatro de Títeres Municipal está de alguna manera entre un elenco que fue y uno que está siendo, a raíz de que los dos últimos integrantes de la etapa que se inició con la vuelta de la democracia, Nidia Maidana y yo, hemos tomado rumbo hacia otra función. Los más jóvenes, que ya tienen igualmente sus años de experiencia en el elenco, podrán conducir la propuesta cultural de los próximos años”.



SALTA 2951 - S3000CMK
Santa Fe, Argentina

0800 777 5000

ATENCIÓN CIUDADANA
[email protected]


Redimensionar imagen
Contraste